Amézaga, apasionado del béisbol, busca desde Ba’axal impulsar el desarrollo mexicano

El couch de Atlanta ya implementa lo más moderno del juego

Texto y foto: Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 21 de octubre, 2019

En la sala de juntas de la Academia Ba’axal Alfredo Amézaga tuvo larga y entretenida plática con los ex leones de Yucatán y ahora instructores, Fernando Alejos, Óscar Rivera y Alan Arredondo, sobre diferentes estrategias y métodos para fortalecer el desarrollo de jóvenes peloteros. Durante una de las prácticas, el valioso ex utility durante casi una década en el mejor beisbol del mundo estuvo patrullando el cajón de primera base, similar a su labor como couch en sucursales de los Bravos de Atlanta.

El invierno será de gran provecho y lujo en Ba’axal con la presencia del sonorense, que como dijo en entrevista exclusiva con La Jornada Maya pretende traer la escuela estadunidense y lo más moderno del beisbol, como el launch angle, que contribuyó a desatar lluvia de jonrones en las Ligas Mayores en los últimos años. “Tengo cuatro meses libres, antes de regresar en febrero para comenzar las prácticas de verano, y vine por invitación de Raúl Ortega (scout de las fieras) porque quiero ayudar al desarrollo mexicano, principalmente con disciplina, ya que si la tienes te ayudará dentro y fuera del campo”, señaló el que se convirtió en un “súper utility” en las Mayores impulsado por Joe Girardi, quien lo dirigió con los Marlines de Miami.

“Me gusta mucho el beisbol y cuando llegué y vi estas instalaciones, dije ‘guau’; me atrevo a decir que son las mejores de Latinoamérica. Cuando estaba jovencito no tuve instalaciones como éstas, por lo que invito a jóvenes y papás para que vengan a conocerlas”, indicó. “Cuando empezaba no conté con campos ni couches como estos y gracias a Dios pude llegar a niveles muy altos. Para los jovencitos de Mérida todo esto les puede ayudar mucho a alcanzar niveles altos”.

Amézaga, quien viene de ser couch de tercera base con el Mississippi, filial de Doble A de Atlanta, donde trabajó con parte del importante talento que hace de los Bravos una de las organizaciones con mayor futuro en la Gran Carpa -estaba envuelto principalmente en toques de bola, preparación del infield, “un poquito del outfield” y corrido de bases-, apoyará en lo que se necesite en Ba’axal.

“Me dieron luz verde para ayudar en el cuadro, jardín, bateo, traer la escuela de buscar el batazo largo, y muchas veces hay una confusión entre los flais y a lo que le dicen launch angle”, comentó. “Hay confusión en ese tema y uno de mis objetivos es explicarlo y ayudar al jovencito a desarrollar esa parte. Igualmente en defensiva, toques, en todo me dieron la oportunidad de meter la cuchara”.

Las futuras generaciones en los diamantes harían bien en escuchar al nacido en Ciudad Obregón, que en enero cumplirá 42 años y que fue multicampeón como jugador -se retiró tras coronarse en 2017 con Tijuana en la LMB. Una de las claves, dijo, para mantenerse tanto tiempo al más alto nivel, fue prestarle mucha atención a los couches. “Entendí lo que decían, hay que trabajar y tener mente positiva. Les debo casi todos a los couches”.

Amézaga -también apoya a la Universidad Marista en su preparación para la Liga Meridana- nunca permitió que su baja estatura y otros obstáculos le impidieran tener provechosa carrera en la pelota, tras ser reclutado tres veces en el draft de Grandes Ligas y firmar en 1999 con los Serafines. Entre los pilotos que lo dirigieron estuvieron Joe Maddon, Mike Scioscia y Clint Hurdle y la sólida impresión que dejó le permitió escalar rápido como couch. Ahora, los Bravos lo ascenderían el próximo año, tras su primera campaña.

“El niño tiene algo bueno y se lo tenemos que encontrar y desarrollarlo”, apuntó. “En esta academia se va a buscar eso, establecer lo que domina alguien y fortalecerlo”.

Otra razón por la que el ex big leaguer decidió venir a Mérida, donde se siente a gusto desde su época como jugador, es su cercanía con Miami, donde vive y está su hijo mayor.

“Muchos jóvenes interesantes” con los Leones: Para la sucursal que están integrando los Leones, a la que planean llevarla a la Liga Veracruzana, en caso de que ésta se lleve al cabo, “hay mucha gente interesante”, jóvenes talentosos que se perfilan para ayudar al equipo grande, manifestó el scout Ortega Rojas.