India dividirá en dos el territorio de Cachemira para aumentar control

Islamistas han matado cerca de una decena de trabajadores procedentes de otros estados indios

Europa Press
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Srinagar, India
Miércoles 30 de octubre, 2019

Las autoridades de India pondrán en marcha desde este jueves la división de la Cachemira bajo control de Nueva Delhi en dos territorios federales para afianzar así su dominio en esta región cuya soberanía se disputa con el vecino Pakistán desde hace décadas.

Desde que el Ejecutivo indio decidió en agosto suspender el estatuto de autonomía de la Cachemira India, que es uno de los estados federados que conforman el país, las protestas callejeras se han sucedido y en las últimas semanas militantes islamistas han matado a cerca de una decena de trabajadores procedentes de otros estados indios.

Tras retirar el estatuto de autonomía para la Cachemira india en agosto, el Gobierno liderado por el primer ministro indio, Narendra Modi, anunció que dividiría la región en dos territorios federales directamente controlados desde Nueva Delhi: el enclave budista de Ladaj y el resto de Cachemira.

Después de ese anuncio, las autoridades indias han desplegado miles de tropas en el valle de Cachemira, donde los militantes separatistas han estado luchando contra las fuerzas indias durante décadas, y han realizado campañas de arrestos masivos para impedir nuevos brotes de violencia.

Los colegios y las universidades y la mayoría de restaurantes y colegios permanecen cerrados en la Cachemira india. Cientos de personas, incluidos los principales líderes políticos de Cachemira y militantes separatistas, han sido detenidos por las fuerzas de seguridad en el marco de campañas de arrestos masivos para impedir nuevos brotes de violencia.

Wajahat Habibullah, un antiguo funcionario que trabajó en la Cachemira india y que estuvo en la principal ciudad de la región la semana pasada, ha asegurado que los cachemires se sienten humillados por la pérdida de la condición de estado federal.

"Fuera cual fuera la actitud de los gobiernos federales en el pasado, al menos sentían que tenían algo propio. Ahora hay una especie de sentimiento de haber perdido la poca libertad que tenían", ha relatado.

El martes, varios milicianos mataron a cinco trabajadores de la construcción que habían llegado a la Cachemira india desde otro estado del país. Las autoridades han dicho que el asesinato de estos trabajadores se enmarca en una campaña para impedir la llegada de empleados de otras zonas a la Cachemira india.

El Gobierno indio ha anunciado que este jueves tomará posesión como nuevo gobernador del territorio federal de Jammu y Cachemira G.C. Murmu, un antiguo alto cargo de la administración de Gujarat, el estado del que procede el primer ministro indio, Narendra Modi.

Otro funcionario, Radha Krishna Mathur, asumirá el cargo de gobernador de Ladaj, el enclave budista que lleva tiempo intentando distanciarse del resto de Cachemira india para no verse perjudicado de los efectos de la contestación al control indio.

El Gobierno de Modi confía en impulsar el turismo y las inversiones en infraestructuras en Ladaj, conocido por sus montañas nevadas y sus mesetas rocosas y desérticas, también en la zona cuya soberanía le disputa parcialmente China.

En la región de Jammu, la parte de mayoría hindú en la Cachemira bajo control indio, hay expectativas para que el cambio de situación legal y administrativa impulse el desarrollo y aleje el foco del valle de Cachemira, la zona donde se concentra la presencia de milicianos islamistas separatistas.

"Hay tres partes en esta historia: Jammu, Cachemira y Ladaj. El problema radica en Cachemira y en un puñado de distritos. ¿Por qué debería sufrir el resto del estado?", ha afirmado un alto cargo de Nueva Delhi que lleva temas relaciones con Cachemira.