Jaime Bonilla toma protesta como gobernador de BC

Olga Sánchez Cordero aseguró que el morenista "no les va a fallar"

Antonio Heras
Foto: Ernesto Eslava
La Jornada Maya

Mexicali, Baja California
Viernes 1 de noviembre, 2019

“Si la Suprema Corte de Justicia de la Nación decide que mi gobierno sea de cinco años me sujetaré a la revocación de mandato”, advirtió el gobernador Jaime Bonilla en un mitin que realizó minutos después de su toma de protesta en el Congreso de Baja California.

También se comprometió a sanear las finanzas del ISSSTECALI “que saqueó el otro gobernador (Francisco Vega), se pagarán las pensiones y jubilaciones de maestros, además de distribuirse, a partir del lunes 4 de noviembre, 400 mil ‘desayunos calientitos’, para alumnos de educación básica, y se cubrirá la deuda con la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

“En un mes vamos a demostrar si este gobierno sirve y que puede hacer mucho con poco”, expresó el morenista que en el segundo minuto de noviembre ingresó a la Sala de Sesiones "Benito Juárez" del Congreso del Estado para rendir, 15 minutos después, protesta como gobernador de Baja California por un periodo de cinco años.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, estuvo en el recinto parlamentario en representación de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en una entidad donde gobierna Morena también los cinco municipios y la mayoría en el Congreso local.

“No les va a fallar, (Jaime Bonilla) es un hombre decente, justo, les va a ir muy bien, es un hombre entregado a su pueblo”, dijo en una breve entrevista la funcionaria federal, que reiteró que será la Suprema Corte de Justicia de la Nación la que determine si la duración de este gobierno será de dos o cinco años.

El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) definirá el tiempo de la administración de Bonilla pues se encuentran en estudio al menos seis acciones de inconstitucionalidad, una controversia constitucional y hasta dos recursos amicus curiaes.

Sánchez Cordero y Bonilla llegaron juntos a la Plaza de los Tres Poderes y subieron la escalinata del Congreso local. A las 23:58, tiempo local, los cuatro diputados de la comisión de recepción acompañaron a la titular de Segob a la sala de sesiones, y cuatro minutos después condujeron al político al recinto parlamentario para su toma de protesta.

Con este acto protocolario se selló la historia del panismo en Baja California que duró tres décadas, desde 1989 con Ernesto Ruffo, hasta 2019, con Francisco Vega de Lamadrid.

En 66 años, es la primera ocasión que un bajacaliforniano gobierna a esta entidad, toda vez que Bonilla Valdez es oriundo de la colonia Libertad, en Tijuana. Los panistas Ruffo Appel y Eugenio Elorduy nacieron en San Diego y el priista Roberto de la Madrid en Calexico, California, mientras que los demás gobernantes eran originarios de Sonora, Sinaloa, Chiapas, Veracruz y Ciudad de México.

El presidente del Congreso local, diputado Catalino Zavala Márquez, quien ha sido cinco veces legislador local pues estuvo en las bancadas del PARM, PRI, PRD y ahora de Morena por segunda ocasión, afirmó que es un acto histórico porque no solo ocurre la transición de un gobierno sino que marca el fin de 30 años de los peores gobiernos neoliberales en el Estado por la corrupción.

A partir de este viernes, Zavala Márquez es el secretario de Educación estatal, por lo que procedió la licencia legislativa que solicitó, y estará en el acto político del Centro Cultural Tijuana (CECUT) donde Jaime Bonilla nombrará al resto de su gabinete.

El Congreso local ratificó además los nombramientos de la secretaria del Bienestar Cynthia García, del Oficial Mayor Jesús Demián Nuñez y del secretario General de Gobierno Amador Rodríguez Lozano.