Vinculan a proceso a DRO del Colegio Rébsamen

Se trata de Juan Apolinar “N”, quien es juzgado por el delito de homicidio, por la muerte de 19 niños y seis adultos

Laura Gómez Flores
Foto: Cuartoscuro
La Jornada Maya

Ciudad de México
Viernes 1 de noviembre, 2019

Juan Apolinar “N”, Director Responsable de Obra (DRO), fue vinculado a proceso por el delito de homicidio diverso 26, por la muerte de 19 niños y seis adultos, en el Colegio Enrique Rébsamen, ubicado en Tlalpan, durante el sismo del 19 de septiembre de 2017.

La juez Esperanza Medrano Ortiz, mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva que cumple desde el miércoles en el Reclusorio Preventivo Varonil Sur, y fijo seis meses para la investigación complementaria.

Los familiares de las víctimas se manifestaron conformes con la resolución, que se basó sobre todo en las 12 responsivas que firmó que obran en la carpeta de investigación y que para la impartidora de justicia fueron vitales, señaló su asesor jurídico Fernando Castillo Nava.

Durante la audiencia de vinculación, que se prolongó por seis horas, el Ministerio Público presentó 23 pruebas en contra del DRO, entre las cuales están entrevistas con testigos y los certificados médicos de la muerte de los menores por traumatismo por aplastamiento.

Además de un dictamen de mecánica de hechos, donde se destaca que se uno de los cuerpos, que contaba con planta baja y niveles uno, dos y tres, donde estaba el departamento de la directora Mónica García Villegas, no estaba para soportar un sobrepeso de 227.90 toneladas.

El imputado sin embargo incurrió en una conducta omisa al no realizar las pruebas de carga, aduciendo que había un dictamen de seguridad estructural aprobado y con una vigencia de cinco años, que vencía el 22 de septiembre de 2019, a fin de dar su visto bueno de seguridad y operación, señaló.

De esta manera, argumentó, no se tomaron medidas de reforzamiento, pese a que el dictamen de seguridad no había sido aprobado en la entonces delegación de Tlalpan, donde se detectó que había un uso de zonificación falso, que correspondía a una dirección en Iztapalapa, y una multa.

Con un uso de suelo habitacional, operaba de manera irregular en la calle de Rancho Tamboreo 11 y 19, un colegio, en una superficie de mil metros cuadrados y una superficie utilizada por 2 mil 262 metros cuadrados y una altura de 9.5 metros lineales.

El imputado, quien fue detenido el miércoles en un domicilio ubicado en la colonia Valle Gómez, en Venustiano Carranza, “pasó por alto toda la información de que carecía el inmueble, como uso de suelo y una licencia de construcción que no correspondía al lugar, entre otros aspectos”, argumentó.

La defensa del DRO aclaró que no le correspondía realizar un nuevo dictamen de seguridad estructural, porque ese vencía en septiembre de 2017, y cuando él dio su visto bueno de seguridad y operación fue en junio de ese año, el cual está enfocado a aspectos de protección civil.

“No estaba obligado por ley a hacer ese dictamen de seguridad, porque estaba vigente, sólo adjunto el documento que la Alcaldía le solicitaba, cuya elaboración correspondió al Juan Mario Velarde Gámez -ya vinculado a proceso por el mismo delito- y Francisco Pérez”, quien no ha sido detenido, dijo.

Confió en que, en la parte complementaria de la investigación se demostrará la inocencia de su cliente.