Crisis en Iglesia católica acerca creyentes a grupos evangélicos

En Yucatán 14 por ciento de la población es evangélica

Abraham Bote
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 6 de noviembre, 2019

Actualmente existe una la crisis estructural en la Iglesia católica en el mundo. Muchos fieles dejan el catolicismo por casos de mafia, corrupción, encubrimiento de pederastia clerical o se convencen por seguir en la fe de grupos evangélicos. Asimismo, el crecimiento de estas iglesias, que antes eran consideradas pequeñas, está ligado entre otras cosas con la pobreza, reflexionó Iván Franco, investigador del Centro INAH Yucatán, en una mesa panel sobre el tema en la Facultad de Antropología de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

El experto explicó que la crisis de la Iglesia católica empezó al terminar el Concilio Vaticano II, en los años 60, y que se mandaba efectuar un cambio, exigía tener una Iglesia con más compromisos sociales, que mirara más a los creyentes y a la sociedad, pero que no se atendió y muy pocos lo aplicaron.

Esta situación se recrudece cuando los grupos mafiosos de la Iglesia se vieron amenazados con Juan Pablo I, lo eliminaron y se posicionó otra vez la Iglesia a través de Juan Pablo II, quien realizó una "limpia" dentro de la institución, sacando a todos los teólogos importantes, movimientos que se identificaban con un pensamiento de cambio. "Cuando Juan Pablo II emerge una Iglesia que protege mafias, incluso pederastas", afirmó.

Luego, agregó, llega otro Papa, Joseph Ratzinger, también conocido como Benedicto XVI, que tendría una postura más intermedia, buscando aplicar lo que se expuso en el Concilio Vaticano II, sin embargo terminó renunciando.

El especialista explicó que la crisis real emergió en el espacio público en el 2019, cuando un periodista católico, Gianluigi Nuzzi, publicó información sobre este tema, además del estado financiero de la institución, lo que mostró "un núcleo de poder, que gobernaba la Iglesia, que era la parte que reflejaba la corrupción dentro del Vaticano".

Panorama yucateco

Si bien, este fenómeno se ha dado en México, en el estado de Yucatán ha ocurrido de una manera lenta y aún predomina la religión católica, no obstante, ha reducido su presencia y los evangélicos van ganando fuerza.

El investigador estimó que en el estado 14 por ciento de la población son evangélicos y un 77 por ciento que se asumen como católicos.

En general, indicó que la llegada de la Iglesia evangélica en América Latina está ligada al aumento de la pobreza, la carencia de servicios y la crisis estructural del catolicismo en las últimas cuatro décadas, sin embargo, en países donde prevalece un pasado colonial y políticas neoliberales, la Iglesia católica conserva diversos privilegios y se mantiene como una mayoría consistente, como es el caso de México, Costa Rica, Chile y Argentina, aunque en estos países el incremento de los evangélicos iguala casi a los creyentes católicos.

"Líderes de Iglesias cristianas poco a poco entendieron que la crisis de la católica creaba un vacío espiritual entre muchos creyentes, su incremento como opción de credo abrieron espacios de diálogo con la sociedad y la clase política, muy distintos a los roles pasivos a los que estaban acostumbrados", manifestó.

No obstante, estos grupos están divididos, pues parte de estos sectores están ligados a liderazgos autoritarios, más que a proyectos libertarios, que no aceptan aspectos como la libertad sexual o los derechos de la diversidad sexual, equidad de género o la despenalización del aborto, siguiendo posturas basadas en creencias bíblicas.

Evangélicos y la 4T

Todo esto se vio reflejado en las recientes elecciones de México del 2018, donde la votación de un gran porcentaje de evangélicos fue decisivo y mostró un apoyo al ahora presidente Andrés Manuel López Obrador. Asimismo, el político tiene cercanía con estos grupos como Arturo Farela Gutiérrez, dirigente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), y del Partido Encuentro Social (PES).

De acuerdo con Iván Franco, en las pasadas elecciones ganó el ejercicio ciudadano del voto de quienes aspiraban a un cambio, y se dejó a un lado las creencias religiosas, además afirmó que ya no hubo tanta presión de los líderes o pastores para votar por el Partido Acción Nacional (PAN) o el Partido Revolucionario Institucional (PRI), por eso muchos evangélicos decidieron votar por López Obrador. "Muchos evangélicos no recibieron órdenes de sus pastores, les dijeron voten por lo que su conciencia les diga… jugó un papel importante la información y se demostró hubo más ciudadanía", comentó.

El voto hacia AMLO se debió a 53 por ciento de los electores, pero por él votaron 50 por ciento de católicos, 66 por ciento de evangélicos y 60 por ciento de no creyentes, indicó, lo que quiere decir que los votos religiosos vinieron en 80 por ciento de bases populares católicas y cristianas.

Por su parte, Abel Tec López, candidato a doctor por la Universidad de Santiago Chile, ha mostrado su apoyo a López Obrador desde del desafuero y las elecciones del 2006, y por cercanía aprovecha para solicitar audiencias y pedir ciertos privilegios como concesiones para televisión abierta o en radio; sin embargo, estos acercamientos de religiosos no son nuevos, pues desde antes los había, sin embargo ahora hay más escándalo. "Es por el cambio de régimen, que de alguna forma le quita cierto poder a las cúpulas religiosas e intelectuales que estaban acostumbradas a tener el poder", afirmó.