Jefe de seguridad de Chichén Itzá fue dado de alta tras agresión

Convaleció en hospital de Valladolid, luego de ser atacado a cuchilladas por supuesto guía de turistas

Notimex
Foto: Raúl Angulo Hernández
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 6 de noviembre, 2019

El jefe de seguridad de la zona arqueológica de Chichén Itzá, Ricardo Arturo G. L., regresó a su hogar tras convalecer en un hospital de Valladolid, luego de ser atacado a cuchilladas por un supuesto guía de turistas.

El director del sitio arqueológico, Marco Antonio Santos Ramírez, indicó en entrevista a Notimex que desde hace algunos días el custodio fue dado de alta y regresó a su casa para continuar con su recuperación.

Aclaró que el servidor público aún tardará un poco más en reincorporarse a sus labores, pues fue apuñalado en reiteradas ocasiones y el atacante le causó heridas que tardaron varias semanas en sanar y la recuperación ha sido lenta.

“Por fortuna ya está en su casa, demorará un poco más en recuperarse, pues estuvo muy grave tras el ataque, pero lo importante es que está bien”, comentó el entrevistado.

Aseguró que desde ese incidente, las cosas han estado tranquilas en la ciudad precolombina y el personal ya se prepara para enfrentar una de las temporadas de mayor afluencia del año que inicia prácticamente desde los primeros días de noviembre.

El agresor, Adal "N" fue detenido el mismo día del ataque (3 de octubre pasado) y permanece el prisión luego de que el Ministerio Público de la Fiscalía General de la República (FGR), en Yucatán, obtuvo del Juzgado de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, auto de vinculación a proceso como probable responsable del delito de homicidio en grado de tentativa.

De acuerdo con la investigación, el imputado fue detenido por elementos de la Policía Estatal, al intentar privar de la vida a un servidor público del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Yucatán.

El ataque lo realizó en el estacionamiento del parador turístico del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Truísticos (Cultur) en Chichén Itzá, poco antes de que abriera sus puertas al público la antigua ciudad maya.

En el lugar de los hechos, el vinculado agredió al servidor público, causándole un total de siete heridas con un cuchillo.

Durante la audiencia de vinculación, el Juez de Control fijó un plazo de seis meses para el cierre de la investigación complementaria, por lo que el agresor deberá esperar y enfrentar ese proceso recluido en el Centro de Reinserción Social de Mérida.