Los yucatecos ignoran problema de violencia de género

Les preocupa más desempleo, pobreza y corrupción

Graciela H. Ortiz
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 6 de noviembre, 2019

“La organización Massive Caller, que se dedica a hacer encuestas telefónicas, encontró que los temas que más le preocupan a la sociedad yucateca son el desempleo, la pobreza y la corrupción. En ningún momento estamos preocupados por la violencia de género, porque tenemos esta concepción de que como somos uno de los estados más seguro del país, pues no sucede nada de eso”, aseguró el abogado y analista político René Ramírez Benítez, uno de los panelistas de la plática ¿Quién es quién en los problemas de género en México?, en el marco de la sexta edición del Encuentro Internacional de Derechos Humanos, que se está llevando a cabo en el Centro Cultural Olimpo.

De acuerdo con la Encuesta nacional de Seguridad Pública urbana, realizada por el Inegi a principios de 2019, Mérida se coloca dentro de las ciudades con menor índice de percepción social sobre la inseguridad, “en Mérida nos sentimos seguros, sin embargo el índice estatal de desempeño de las procuradurías y fiscalías 2019, realizado por la organización Impunidad Cero, se encuentra por debajo de la media nacional en términos de procuración de justicia”.

Indicó que tampoco nos preocupa que en Yucatán exista una situación de desigualdad de la comunidad LGBT, “y no está entre los primeros temas de la agenda política y de la agenda social, que es más preocupante”, insistió.

Afirmó que de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública, en el país entre 2015 y 2019, sucedieron tres mil 200 feminicidios, que en términos comparativos con América Latina nos coloca entre uno de los principales países en violencia directa y mortal contra la mujer.

De acuerdo con la encuesta nacional de victimización y percepción de seguridad pública 2018, las mujeres se sienten ahora más inseguras, pasó de un 74.7 por ciento a un 82.1 por ciento.

Instituto Municipal de la Mujer

A su tiempo, la titular del Instituto Municipal de la Mujer, Fabiola García Magaña, expresó que siempre que visita otros lugares envidian el hecho de que “estemos en uno de los estados con menor índice delictivo, pero ¿qué nos dicen los indicadores de género?, que efectivamente no tenemos problemas con el crimen organizado o secuestros, sin embargo estamos entre los cinco primeros lugares de violencia de género, específicamente de violencia familiar”.

Precisó que, además, estamos entre los tres primeros lugares de abusos sexuales y violaciones a los niñas, niños y adolescentes. “Y no podemos estar hablando de una sociedad sana cuando las tres cuartas partes de sus habitantes están en una situación de violencia”.

Por su parte, Gerardo Cabrera Reséndiz, coordinador de Programas de Salud de la Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa para el Crecimiento Personal A.C. (Unasse A.C.), manifestó que “las poblaciones que pertenecemos a la diversidad sexual, seguimos enfrentando en un estado como Yucatán, un lugar con doble moral y conservador, situaciones de estigma y discriminación”.

Denunció, también, que así como Kimmy Bomba y Dodi Maleanta -quienes iban a presentar el evento cultural Drag Queen Story Hour Mérida, programado en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij) y que fue suspendido, fueron amenazados de que si se presentaban en ese espacio iban a tener consecuencias-, la misma organización Unasse que realizará eventos en la Casa de la Cultura Jurídica, ya ha recibido amenazas de que “van a ir a boicotearnos y que nos pueden agredir si insistimos en presentar ese tipo de actividades, de participación sobre el tema de los derechos humanos”.

Finalmente, María Eugenia Suárez de Garay, profesora de la Universidad de Guadalajara, se expresó sobre la relación que debería tener la policía con las mujeres que presentan denuncias por violencia de género, ya que al estar en la primera línea de la justicia penal, es la institución que se enfrenta al problema y de su actuación dependerá el bienestar de las víctimas.