Sensibilidad, necesaria ante cotidianidad de violencia en México: periodistas

"Es un país delicioso y a la vez una pesadilla", sentenció Albinson Linares

Juan Manuel Contreras
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 7 de noviembre, 2019

La violencia en México -y por ende la cotidianidad con la que los medios de difusión publican los diversos casos que acontecen a lo largo de la república- se ha convertido en una situación preocupante y síntoma de la crisis de derechos humanos que lacera al país, según coincidieron experimentados periodistas durante la charla ¿Dónde está México en el panorama mundial de derechos humanos?.

El encuentro contó con la participación del periodista Luis Roberto Castrillón, María Jesús Zeballos, del Washington Post; Jean Luis Arce, de la Agence France Presse (AFP) y Albinson Linares, periodista internacional ex editor del New York Times.

Sobre las noticias en México, Arce acotó que no todos los hechos que acontecen en un territorio pueden ser relevantes para el resto del mundo; sin embargo, consideró que “tristemente la violencia en el país sí lo ha sido internacionalmente”, pues retrata una realidad que lamentablemente ha caracterizado a esta nación en los últimos años. En ese sentido, destacó la importancia de que los comunicadores no pierdan la sensibilidad ante la continuidad de estos actos.

El comunicador señaló que México es un caso sui generis en cuanto a sus índices de violencia, “una república de contrastes”, ya que mientras se registran atropellos similares a países con guerras civiles o gobiernos autoritarios, también se trata de una tierra vasta en colorido y cuya cultura ha sido admirada por el resto del mundo.

Por su parte, María Jesús Zeballos secundó a su colega en cuanto a la importancia de no perder la sensibilidad ante la violencia que impera en el país, a no permitir que se normalice, y lamentó que incluso luego de los actos de gran relevancia que tuvieron lugar en Latinoamérica (elecciones en tres países, el caso de Chile y Evo Morales), México siga ocupando los titulares por situaciones como la liberación de Ovidio Guzmán y el asesinato de la familia LeBaron.

La periodista hizo hincapié en que México es un país cuyas decisiones políticas afectan internacionalmente, y enterarse de las mismas a través de los noticiarios permite a los ciudadanos tomar decisiones de diversas índoles, por lo que jerarquizar las prioridades en cuanto a las notas publicadas se convierte en una tarea titánica que apela a la sensibilidad de los editores.

“Es un país delicioso y a la vez una pesadilla”, sentenció Albinson Linares respecto a la complejidad social que caracteriza este territorio, y recordó que las leyes y los mecanismos de protección no son el problema, sino la impunidad y los engorrosos trámites burocráticos que en muchas ocasiones re victimizan a la parte afectada.