Persiste combate al sargazo en 'Playa' con barreras y barcos recolectores

Hoteleros se preparan para la temporada 2020

Rosario Ruiz
La Jornada Maya

Playa del Carmen, Quintana Roo
Miércoles 13 de noviembre, 2019

Con la mentalidad de que el sargazo llegó para quedarse y con la mira puesta en la temporada 2020, hoteleros del norte del municipio mantienen las barreras de contención frente a sus centros de hospedaje.

The Ocean Cleaner, la empresa encargada de instalarlas y darles mantenimiento, asegura que la mejor táctica es recolectar el alga en el mar: "nuestro propósito es evitar que el sargazo llegue a las costas y genere todo el impacto ambiental y al turismo que trae consigo. Con este sistema evitamos la erosión en las playas, que es un punto muy importante, porque el sargazo se está yendo con la arena", señaló Héctor González Fernández, director de operaciones de la empresa.


Foto: The Ocean Cleaner

Explicó que utilizan barreras para contención de residuos sólidos marinos y embarcaciones para la recolecta del alga en el mar en aguas someras: el Sargaboat TM, que cosecha el sargazo en agua, y el Sargatrailer TM, que acopia el sargazo para después sacarlo del mar en sacos reutilizables que tienen una capacidad de un metro cúbico.

Actualmente trabajan en las playas del hotel Vidanta, ubicado al norte del municipio de Solidaridad; en Punta Espada Golf Club, en República Dominicana y próximamente lo harán en Paradisus, de grupo Melia, en Punta Esmeralda, Playa del Carmen. El sistema contiene en 85 por ciento el arribo de sargazo a la playa.


Foto: Juan Manuel Valdivia

La distancia de las Sargabarriers TM a la costa varía; la más alejada está a 500 metros de la playa. "No se colocan paralelas a la costa porque esto sólo sirve de contención; es un sistema diseñado para hacer la redirección del sargazo a puntos específicos donde lo queremos recolectar", explicó.

Las barreras salen desde la costa para aprovechar la fuerza de los elementos, además de que tienen un tamaño especial en la red para evitar que las especies marinas queden atrapadas. Desde que entraron en operaciones, en julio pasado, trabajan en conjunto con los biólogos de grupo Vidanta para el monitoreo de la fauna marina dentro y fuera de la barrera y no han registrado casos de especies atrapadas, éstas, señalan, pasan por debajo de la estructura.


Foto: The Ocean Cleaner

González Fernández destacó que recibieron el acompañamiento de la Secretaría de Marina durante sus primeras siete semanas de operación, con quienes intercambiaron opiniones sobre el proyecto.

En cuanto a la diferencia de estas estructuras con las instaladas en otros puntos del estado, diferenció que "las barreras que se han utilizado hasta el momento son para contención de hidrocarburos, no tienen el mismo funcionamiento, sobre todo en zonas de la rompiente. Cuando se levanta la ola con las otras barreras la ola hace que el sargazo brinque la barrera y ya no sale, las nuestras están hechas para que la flotabilidad sea en vertical no en horizontal, y eso ayuda a que la barrera se levante de manera natural con la ola, evitando que el sargazo brinque".


Foto: Juan Manuel Valdivia

The Ocean Cleaner "aporta una solución eficiente, amigable con el medio ambiente, más barata y que elimina el impacto visual que representa para el turista ver el sargazo en la playa", de acuerdo con el director de operaciones.

Califican el suyo como un caso de éxito, pues Vidanta operaba con 150 personas para limpiar 700 metros lineales de costa y una vez instalado el sistema se redujo a seis personas, por lo que aseguran que a largo plazo el costo-beneficio es mucho mejor.


Foto: The Ocean Cleaner

Las embarcaciones

Por su parte, Denis Jiménez, diseñador de los barcos de la empresa, mencionó que hay un barco que recoge el sargazo y otro, tipo remolque, que se acopla con el anterior y tiene 12 metros cúbicos de capacidad. El tiempo de acoplamiento es de cuatro minutos, y las embarcaciones pueden recolectar hasta 40 toneladas del alga por hora, o 100 metros cúbicos.

"Es un sistema especial para ir cerca de las barreras, lo diseñé para este trabajo, la banda recolectora es especial para recoger solo sargazo y no los peces", explicó. Para operar los botes se necesita un mínimo de seis personas y funcionan durante todo el día.


Foto: Juan Manuel Valdivia

Las barreras vienen de Europa y el barco, construido en aluminio y acero inoxidable, se ensambla en Canadá. Manifestó que como ingeniero está en la búsqueda de nuevos diseños cada vez más eficientes para este reto que significa el arribo masivo de sargazo.