Bolivia: la suerte ya esta echada

La Resaca 2.0

Normando Medina Castro
Foto: Ap
La Jornada Maya

Jueves 14 de noviembre, 2019

Las cartas ya fueron echadas en Bolivia, a la confabulación de los líderes opositores, la policía nacional, el ejército, y la violencia vandálica de los seguidores de la derecha conservadora, responde en las calles, el grito indeseable, desgarrador, de los seguidores del depuesto presidente Juan Evo Morales Ayma: “¡Ahora sí, guerra civil!”.

No parece haber a corto plazo una salida pacífica del conflicto boliviano, y ahora sí, la Policía Nacional que se había amotinado en contra del presidente Evo Morales, junto con el ejército, ya salieron a enfrentar a las turbas de partidarios del MAS que se sienten afrentados con lo que ha sido un asalto al poder de la oposición conservadora, furibunda, por vías no democráticas, sino con protestas violentas y el aval de genízaros y milicos.

Los líderes opositores contra Evo Morales y su partido el MAS, el ex presidente de Bolivia Carlos Mesa y quien encabezó las protestas violentas y el vandalismo en las calles para desestabilizar el gobierno y justificar la intervención del ejército, el evangélico Luis Fernando Camacho y su movimiento de clases adineradas Pro Santa Cruz, con su Biblia bajo el brazo y su inapagable odio, entró a la sede de los poderes a festejar la salida de Morales y dejar claro que fue en nombre de Dios.

Ahora los Sindicatos Campesinos, los indios y miles de comuneros han salido a las calles de la Ciudad de la Paz y han rodeado los barrios residenciales habitados por las clases adineradas, armados con palos, herramientas y pequeñas cargas de dinamita. Los ricos responden desde su trinchera con todo tipo de insultos, que reflejan su desprecio y racismo. La Policía Nacional y el ejército comandado por Williams Kaliman, quien en su momento pidió a Evo Morales por la televisión boliviana que renunciara a la presidencia ya anunció que, ahora sí, usarán toda la fuerza para mantener el orden. La suerte ya está echada.

El ex presidente de Uruguay, José Pepe Mujica, calificó el quiebre del Estado de Derecho en Bolivia como “un golpe de Estado, porque hay un ultimátum del ejército”. Y dejó claro en su mensaje del lunes en la Televisión Nacional de Uruguay que los yacimientos de litio boliviano de 21 millones de toneladas atraen la ambición de EU, por eso ha sido clave la actuación de la OEA en la caída de Evo Morales, cuya sospecha de fraude en las elecciones ha sido desmentida por un informe del Center for Economic and Policy Research que revisó a fondo las votaciones y dio a Evo una victoria con el 45.71 por ciento contra el 37.84 por ciento del conservador Carlos Mesa. La nota completa en La Jornada del 12 de mayo.

Los seguidores de la derecha ultraconservadora atacaron casas de partidarios del MAS y saquearon la residencia del depuesto mandatario, festinando su acción. La respuesta de los seguidores de Morales ha sido en la misma medida, se viven horas de pánico, de angustia, las multitudes protestan con furia incontenible. Los miembros de la Policía Nacional que salieron a combatirlos fueron obligados a huir. Los mercados, los bancos y los comercios permanecen cerrados por la convulsión social, batallas campales, violencia y caos.

El crecimiento económico de Bolivia del cinco por ciento con Juan Evo era el mayor de América Latina, redujo la pobreza moderada en 31 puntos porcentuales ya que del 66.1 por ciento pasó al 35.1 por ciento. la pobreza extrema de 28.2 por ciento pasó a un 16.4 por ciento y es de los países con mayor distribución del ingreso. El analfabetismo era del 22.7 por ciento y bajó a 2.3 por ciento. El PIB era de 9 mil 547 millones de dólares y en la actualidad es de 41 mil millones de dólares, un crecimiento del 326 por ciento.

Evo Morales es un indio aymara que cuando asumió el poder en 2006 Bolivia estaba ubicada como el tercer país más pobre de América, solo detrás de Haití y Honduras; desde entonces fue satanizado por la derecha iberoamericana calificándolo como seguidor de Hugo Chávez, aunque su gobierno estableció orden macroeconómico, equilibrio de las finanzas públicas y el incremento de los ingresos tributarios con el cumplimiento de las obligaciones fiscales de poderosos antes exentos, incluyendo empresas trasnacionales. Ahora por la fuerza lo han echado los ultraconservadores apoyados por la OEA, la policía nacional y el ejército, sin importarles sus logros, ni el caos, la violencia y lo que parece una inminente guerra civil. Trump festejó su caída y sus alfiles preparan el asalto final con un gobierno títere que ceda la riqueza boliviana, y pronto se autoproclamó presidente Jeanine Añez, en una sesión del senado sin quórum legal. A nivel mundial la figura del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador creció al dar asilo a Evo Morales, en apego a la verdadera política exterior mexicana, reconocida por su humanismo, extraviado en los gobiernos neoliberales de sus antecesores cuyos seguidores lo ven con rabia y rechazo, que muestra su real tamaño.

Cansados de anuncios de obras que generarán desarrollo sin el respaldo de los hechos, los habitantes del sur de Quintana Roo ahora han puesto su esperanza en el dragado del Canal de Zaragoza de la bahía de Chetumal, que con bombo y platillos se ha anunciado como detonante de la reactivación económica de la región, del turismo y del comercio. La obra ya inició. Ojalá no sea como la inversión realizada en infraestructura para la capital del estado, que en la realidad no se ve ni se siente. Más bien, el aspecto de la capital del estado es deprimente, como también deprimida está la actividad económica y con problemas sociales de pobreza, falta de oportunidades e inseguridad. No es extraño que Chetumal sea considerada como la tercera peor ciudad para vivir en México, sólo detrás de Ecatepec y Tehuacán.

Por la falta de restructuración de sus créditos para producción de tres a cinco años, la falta de pago de la aseguradora por la pérdida de varios cientos de hectáreas debido a la sequía, así como el pago de sus finiquitos del zafra 2018-2019, los cañeros del municipio Othón P. Blanco tomaron las instalaciones del ingenio azucarero San Rafael, de Pucté, e impiden la operación de la planta, luego que sus líderes acusaron de falta de diálogo a la empresa, lo cual habla también de la falta de mediación el gobierno.

Es grave que en el Congreso del estado hayan desaparecido documentos originales de juicios políticos en contra de dos presidentes municipales actuales: Nivardo Mena Villanueva, de Lázaro Cárdenas y Othoniel Segovia de Othón P. Blanco. De poco o nada servirá que la XVI Legislatura denuncie formalmente ante la Fiscalía General del Estado la desaparición de los documentos sin la voluntad política de llegar al fondo de esos asuntos que parecen negociados ya. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

¡Hasta la próxima!

profenor1960@hotmail.com