Mensajes de Evo no violan el protocolo de asilo, responde SRE a Áñez

La dependencia federal precisa que el derecho a la libertad de expresión está garantizado

Ana Langner
Foto: Afp
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 14 de noviembre, 2019

Las declaraciones y mensajes que ha ofrecido el ex mandatario de Bolivia, Evo Morales desde México, no violan los protocolos de asilo y refugio político como lo afirmó la senadora Jeanine Áñez, quien se autoproclamó como la presidenta interina del país andino tras el golpe de Estado.

En una nota informativa de la Secretaría de Relaciones Exteriores emitida a propósito de “posibles señalamientos en relación con que los mensajes emitidos por el Ex presidente de Bolivia Evo Morales son violatorios del otorgamiento de asilo bajo el Tratado sobre asilo y refugio político de Montevideo (1939)”, esta oficina aclara que México no es parte de este mecanismo y Bolivia ha firmado pero no ratificado.

En el documento, la dependencia federal precisa que el derecho a la libertad de expresión está garantizado por el artículo 6 constitucional así como el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969), ninguno de los cuales hace distinción entre ciudadanos y extranjeros, ni tampoco sobre la condición bajo la que se encuentran estos en el país.

A su vez, detalla que la legislación nacional y la Convención Americana, la Convención sobre Asilo Territorial (México es parte desde 1982) en su artículo VII. señalan que no se puede coartar la libertad de expresión de los asilados y que dicho derecho no puede ser motivo de reclamación por otro Estado basándose en conceptos que contra éste o su gobierno expresen públicamente los asilados o refugiados.

Lo anterior significa que la la libertad de expresión de los asilados no debe estar sujeta a mayores limitaciones que las que tendría el de cualquier ciudadano mexicano.

“Incluso si existiera conflicto alguno entre las disposiciones (que no lo hay), el artículo 1 constitucional obliga a que las normas se interpretan favoreciendo en todo tiempo la protección más alta de las personas (principio pro-persona)”, se precisa.