Casi 50 por ciento de compras en El Buen Fin son ropa y calzado

Los electrodomésticos, muebles y tecnología tienen más tiempo de vida

Carlos Águila Arreola
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Sábado 16 de noviembre, 2019

Casi 50 por ciento de las compras durante El Buen Fin son ropa y calzado; incluso, sobre todo los burócratas, recibieron por adelantado su aguinaldo o parte de él; sin embargo, “es muy importante no caer en la fiebre del momento, y saber dónde se ubican los descuentos reales”, señaló Dante Arturo Teytud Macías, director comercial de Credifiel, la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) mejor calificada en su atención a clientes.

La entrega de parte del bono de fin de año obedeció a una “invitación” presidencial por parte de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, quien en octubre de 2011 pidió a todos los mexicanos aprovechar las ofertas y no esperar hasta diciembre para las compras de fin de año, tras un acuerdo entre las principales organizaciones de comerciantes y tiendas de autoservicio, en una especie de Black Friday mexicano.

De acuerdo con diversos estudios, durante la edición de 2018, los tres rubros de productos que más se vendieron en físico y en línea fueron ropa, calzado y accesorios (entre 45 y 53 por ciento); electrónicos (20 a 21), muebles y electrodomésticos (10 a 12). Si bien hubo otras compras como celulares, viajes o automóviles, registraron un menor índice de búsqueda.

Ahora, tras nueve años de vigencia, es necesario tener en cuenta qué clase de productos pueden adquirirse que sí sean ofertas ciento por ciento reales, porque de ello dependerá que las finanzas personales no se vean comprometidas, sostuvo el especialista.

“Si bien tenemos conocimiento de qué productos se venden más durante el fin de semana ‘más económico de año’, es muy importante no caer en la fiebre del momento ya conocer dónde se ubican los descuentos reales para que se note el ahorro que tanto se esperó", advirtió.

“Una buena técnica siempre va a ser un listado de las cosas que queremos, partiendo de lo que necesitamos y dejar los ‘gustitos’ como algo secundario; después de eso, la comparación de precios resulta muy efectiva antes de comprometer el gasto para lo que resta del año”, resaltó el experto en finanzas personales.

En ese tipo de ofertas siempre se presentan las formas de pago tradicionales: tarjeta de crédito, débito y efectivo, pero ¿qué vale la pena pagar con cada una?
La despensa y alimentos: en definitiva, ese tipo de compras es mejor pagarlas con tarjeta de débito o efectivo, ya que son cosas que se terminan en un periodo corto, y no valdría la pena seguir pagando durante 12 meses algo que en dos ya no existirá.

En cuanto a ropa y zapatos, las prendas de vestir y calzar de uso diario suelen tener una duración de dos años, por lo que lo ideal sería pagarlos con efectivo o débito, mientras que cuando se trata de atuendos de marca, lo mejor será a meses sin intereses, pero que no excedan los 48.

Los electrodomésticos, muebles y tecnología tienen más tiempo de vida, por lo que puede convenir pagarlos a meses sin intereses en un plazo no mayor a 48 meses.
En cuanto a automóviles, depende mucho qué ofertas tenga la agencia; sin embargo, si las mensualidades son fijas es algo que debes aprovechar porque así tendrás un monto establecido y no te preocuparás de que incrementen durante el lapso de pago.

Aprovechar las ofertas no consiste en llevar las tarjetas al tope o quedarte sin dinero, sino saber qué comprar y cómo pagarlo. Hay herramientas financieras que ayudan a tener liquidez en efectivo como son los créditos de nómina; por ello, es recomendable acercarse a instituciones financieras sólidas para un mejor asesoramiento.