Buenas noticias

Basta de juzgar y quejarnos

Margarita Robleda Moguel
Foto: Raúl Angulo Hernández
La Jornada Maya

Martes 19 de noviembre, 2019

Con tantas noticias devastadoras: Culiacán, familia LeBaron, Nuevo Laredo y anexas… el alma se estruja y pierde la brújula en las tinieblas del miedo y la desconfianza. Urge hablar de las cosas buenas que también pasan, aunque no salgan en los medios ni se hablen de ellas, porque nos resulta más sabroso manosear los errores ajenos, sobre todo si tienen que ver con sábanas.

Ahí están, como una bocanada de aire fresco cargado de esperanza, los pies alados de Lorena Ramírez, campeona del Ultra maratón de los 100 km en la Barranca de la Sinforosa en Guachochi, Sierra Tarahumara, Chihuahua. La joven Lorena calzando sus zapatillas de plástico y su vestimenta típica Rarámuri, vuela barrancas y fronteras llenando de sorpresa al público que admira su determinación.

Uno de los nuestros, el yucateco Cecilio Perera, multipremiado internacionalmente, se caracteriza por su musicalidad, virtuosismo, amplio y versátil repertorio que comparte generoso por el mundo.

De Conchi León nos dice Wikipedia: “es una dramaturga, actriz, directora y docente teatral yucateca. Ha sido galardonada por sus textos dramáticos y puestas en escena, en las que destaca su carácter documental y testimonial además de la fuerte presencia de las raíces, la tradición, las costumbres, así como la vida de la mujer y la cultura maya”.

Tantos y tantos que hacen la diferencia, como los maestros: Cielo Tuz en Kanxoc, Marissa Loria en Chichimilá, Mayté Navarrete en Chemax, Rosario Ortiz en Cananea y Carmen Alicia Cantú en Navojoa; Ligia Sauri en Tizimín, Flor Valdez en Umán, José Antonio Hernández en Pustunich, Salomé López en Mérida, así como Pilar Rivera del Polígono 108, quienes junto con sus maestros y padres de familia trabajaron el proyecto de Construir la Paz desde el aula y llenaron de alegría sus comunidades tan ávidas de buenas noticias.

La Dra. Candelaria May Novelo, luchadora social que desde la primaria en Dzitnup lucha por preservar la identidad de sus alumnos a través de seguir portando su traje tradicional en la escuela o, en Dzibalché, Campeche, Blanca Alicia Pech Salazar fomentando la lectura.

La Filij CDMX invitó a la Embajadora de la Filij Mérida y tuve el gusto de regresar a ese escenario. Ahí me di cuenta de lo que la inversión en la cultura reditúa. El público de la CDMX tiene entrenamiento como tal. Las ferias de libros han contribuido a enriquecer sus vidas y alimentarlos de mundos mucho más ricos que su cotidianidad.

Pude constatar desde ahí, que nuestra recién nacida Filij, Feria del libro Infantil y Juvenil, Mérida, nació fuerte y pujante, y que hicieron un gran trabajo el Gobierno Federal, a través del Fondo de Cultura y la Dirección de Publicaciones, el Gobierno Municipal y Leer por Placer A. C. y, que de la misma manera que hay que denunciar los abusos, hay que reconocer los aciertos y volverlos noticias.

Hay quienes piensan que ser bueno es sinónimo de tonto, del que todos se pueden aprovechar. Pero no, resulta que, ¡Somos las buenas noticias!

Basta de juzgar y quejarnos, toca abrir los ojos a nuestro alrededor para encontrarlas. ¡Ahí están!

Mérida,Yucatán
margarita_robleda@yahoo.com