Diputados aprueban Presupuesto de Egresos; lo turnan al Ejecutivo

Temen por el posible nulo crecimiento económico en el país para el próximo año

Roberto Garduño y Enrique Méndez
Foto: Yazmín Ortega
La Jornada Maya

Ciudad de México
Viernes 22 de noviembre, 2019

Esta madrugada la Cámara de Diputados aprobó con 302 votos a favor, 65 en contra y una abstención el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, al que durante la discusión solo se aceptaron dos reservas, una de estas para consolidar el esquema de mezcla de recursos para apoyar la comercialización de productos del campo.

De esta manera, a propuesta de Morena y PT, se añadió la obligación del gobierno federal para definir como política pública que impulse el ordenamiento de los mercados agrícolas, la regulación en la contratación previa de las cosechas.

Esta política permitirá contar con “un instrumento central la definición de un ingreso garantizado a los productores, mediante el impulso a la contratación de cobertura de riesgo climático y de mercado, de conformidad con las reglas de operación que se emitan”.

Asimismo, se admitió una reserva de Pilar Lozano (MC) para subsanar el subejercicio en el Fondo Metropolitano que duplica lo asignado en el gasto para el año próximo.

También que se destinen los recursos a programas de ordenamiento y obras de infraestructura que promuevan el transporte público, la movilidad motorizada eléctrica y activa como caminar, andar en bicicleta o cualquier otra forma de vehículo impulsado por tracción humana.

Durante el debate, Fernando Galindo (PRI) sostuvo que además del nulo crecimiento económico que se espera para el próximo año, se añadirá el recorte a los órganos autónomos y, sobre todo, al campo, al que -aseguró- se recorta 40 por ciento el presupuesto.

Más tarde, Enrique Ochoa Reza (PRI) presentó un conjunto de reservas para tratar de recuperar el gasto que se suprimió al Poder Judicial, a la Fiscalía General de la República y al Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) que se utiliza para las policías municipales.

“México quiere paz, no quiere la violencia. Nos corresponde a todos atender la deficiente impartición y procuración de justicia. Ello requiere darle presupuesto suficiente a las instituciones que se encargan de esto”, dijo.

En ese sentido, planteó no aceptar el recorte de mil 300 millones al Poder Judicial, de mil 500 millones a la Fiscalía y a las policías municipales.

“Es un problema que afecta a la impartición de justicia”, añadió y propuso no quitarle mil 500 millones del Fortaseg, sino incrementar su monto en mil 500 millones más que este año, para que contara con 7 mil millones.

“Tenemos dos fallas estructurales en este presupuesto, al quitarle recursos al Poder Judicial y a la Fiscalía General, y las policías municipales”, expresó.

A nombre de la oposición, Martha Table (MC) presentó la que denominó como “la reserva madre”, y que tenía como objeto modificar todo el decreto y los anexos.

Explicó que la propuesta conjunta de PRI, PRD y MC, “y algunas firmas también de Morena”, no afectaba sustancial ni operativamente el proyecto de decreto, porque solo afectaba 50 mil millones de pesos, es decir 0.8 por ciento del gasto neto total que asciende a 6 billones 107 mil millones de pesos.

La reasignación, no obstante, buscaba realizarse a los programas que ejerce directamente el gobierno federal, “con la finalidad de garantizar que no exista ninguna bolsa que se preste a moches ni a un uso opaco o discrecional”.

A las 6 de la mañana, finalmente el pleno de la Cámara aprobó el presupuesto, y lo turnó al Ejecutivo para su publicación. También avaló la declaratoria de zonas de Atención Prioritaria para 2020, que se refiere a mil 480 municipios de los 31 estados que son de muy alta o alta marginación o municipios indígenas o de alto nivel delictivo.

Al concluir la sesión, se citó para el próximo martes, y los diputados esperan que puedan trabajar en el palacio legislativo de San Lázaro, aunque depende del anuncio que al medio día, acompañados de diputados del PAN, hagan organizaciones campesinas que mantienen el bloqueo.