Pemex y CFE, con mayores recursos para el año próximo

Para Pemex se autorizó un 12 por ciento más que el año pasado

Julio Gutiérrez
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Ciudad de México
Lunes 25 de noviembre, 2019

El Presupuesto de Egresos para 2020 contempla mayor gasto para las empresas del sector energético, tanto para Petróleos Mexicanos (Pemex) como para la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, aprobado el viernes pasado, Pemex contempla un gasto de 523 mil 425 millones de pesos, lo que significa un aumento de 12 por ciento o 58 mil 823 millones más a lo autorizado el año pasado.

En el caso de la CFE, recibió 456 mil 437 millones de pesos, incremento de 4.99 por ciento respecto de lo aprobado en 2019.

Además, para el ejercicio fiscal de 2020 el Congreso de la Unión autorizó a la petrolera un déficit de 62 mil 623 millones de pesos, menor a los 65 mil 445 millones de 2019, y de nada a la CFE.

Dio el visto bueno para que Pemex cuente con un techo de gastos de servicios personales de 93 mil 746 millones de pesos. El de la empresa de electricidad asciende a 60 mil 406 millones.

En cuanto al gasto no programable, es decir, el monto que utiliza la administración para el cumplimiento de obligaciones fiscales, contempla para la petrolera 113 mil 733 millones de pesos y para la CFE 31 mil 961 millones.

La carga impositiva de Pemex se reduce de 65 por ciento este año a 58 por ciento, baja de siete puntos porcentuales.


Reflejo de prudencia fiscal

Para Grupo Financiero Banorte, el Presupuesto de Egresos demuestra que el gobierno mantiene responsabilidad fiscal y sigue enfocado en sus planes sociales.

Esta situación se ve plasmada con claridad en el incremento de los recursos presupuestados para la Secretaría del Bienestar, precisa el banco en un análisis económico.

Una consideración positiva, dice, es que los legisladores modificaran propuestas para incrementar la eficiencia de la recaudación, hecho que puede resultar en ajustes menos onerosos.

No obstante, apunta, el ajuste al alza para los ingresos que estima la administración, junto con un estimado de crecimiento de dos por ciento, que es menor a lo esperado por diversos especialistas, mantienen los riesgos para los ingresos tributarios.