Exigen presentar con vida a 16 desaparecidos en Ixtaczoquitlán

Siete de ellos son comerciantes, desaparecieron el pasado 27 de octubre

Eirinet Gómez
Foto: Ayuntamiento de Ixtaczoquitlán
La Jornada Maya

Xalapa, Veracruz
Jueves 28 de noviembre, 2019

Familiares de 16 personas desaparecidas este año en Ixtaczoquitlán, municipio de la zona montañosa central de Veracruz, exigieron la presentación con vida de sus parientes y castigo para los responsables de la privación ilegal de su libertad, con una marcha de la entrada de la demarcación hacia la presidencia municipal, que encabeza Miguel Ángel Castellán Crivelli, emanado de la alianza de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

La protesta comenzó alrededor de las 12:00 horas de este miércoles. Destacó la presencia de familiares de siete personas dedicadas a la venta de ropa de paca que desaparecieron el pasado 27 de octubre, así como la de parientes de tres jóvenes cuyo paradero se desconoce desde el 8 de octubre, y de otras seis personas perdidas en diferentes fechas de este año.

Todo ellos desaparecieron de la misma forma: estuvieron antes en manos de la policía municipal; los detuvieron por supuestas faltas administrativas, los llevaron a la comandancia de la corporación, y aunque pagaron su multa al salir de la cárcel, como por arte de magia ya no aparecieron, denunció Ana Lilia Jiménez Sandoval, integrante del colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba.

En el palacio municipal, los familiares fueron atendidos por el secretario del ayuntamiento, Francisco Vázquez Portilla, quien se comunicó vía telefónica con el alcalde, Miguel Ángel Castelán Crivelli, quien a su vez dijo que estaba en la capital del estado, pero se comprometió a recibirlos a las 17:00 horas. Un día antes el edil canceló una audiencia con estas familias.

Sin embargo, los presentes se molestaron porque minutos después de la llamada se percataron de que el alcalde estaba en el palacio municipal, de donde huyó escoltado por una patrulla.

"No tienen voluntad para dar la cara a las familias. Vemos que cuando matan a un diputado sí hacen un despliegue, ruedas de prensa y dan con los supuestos culpables; si es el hijo de un empresario o de un político hay acciones muy rápidas, pero si es un ciudadano común nos hacen a un lado", acusaron.

Ante la incapacidad de los funcionarios locales para atender sus exigencias, las familias de los 16 desaparecidos se trasladaron al bulevar Fernando Gutiérrez Barrios y bloquearon la circulación alrededor de las 14:30 horas, en demanda de la presencia del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Aracely Salcedo Jiménez, también integrante del colectivo de Familias de Desaparecidos, dijo que no se retirarían hasta que el gobernador los atendiera. "No queremos intermediarios porque esos no resuelven nada".

Las integrantes del colectivo criticaron la postura del secretario de gobierno estatal, Éric Patrocinio Cisnero Burgos, y de la encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), Verónica Hernández Giadáns, quienes se empeñan en decir que la inseguridad va a la baja.

Basta de las burlas de Éric Cisneros. Siguen matando personas. Basta de que la encargada de FGE, Verónica Hernández, diga que tienen éxito porque libera secuestrados, cuando nos cancelan las búsquedas de desaparecidos o dan coordenadas diferentes al momento de realizar la investigación.

Reprocharon también la actuación de Brenda Cerón Chagoya, titular de la Comisión Estatal de Búsqueda, quien se ha negado a realizar rastreos programados y ha llegado a decir que son "algo irrelevante, pura pérdida de tiempo. Imagínense cómo se sienten las familias con una respuesta de esa magnitud", expresó Aracely Salcedo.

Entre los ausentes están: Luisa Carrera Valdés, Jorge Obed Reyes Flores, Joel Reyes Flores, Ricardo Montesinos Núñez, Jorge Alducin, Daniel García Reyes, Humberto Gil García, Fernando José Trejo Aguilar, Luis Daniel González Córdoba, Martín Flores Medina, Ciro Álvarez Cantor, Francisco Arellano Romero, y cuatro personas más de quienes sus familiares no quisieron dar nombres por temor a represalias.