Eslovaquia obligaría a mujeres a escuchar latidos del feto si piden abortar

También obligaría a los médicos a mostrar imágenes de ultrasonido

Ap
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Londres, Reino Unido
Viernes 29 de noviembre, 2019

Los legisladores en Eslovaquia debate este viernes una propuesta de ley que obligaría a las mujeres que buscan un aborto a someterse primero a un ultrasonido y escuchar el latido del embrión o feto, una medida que muchos grupos han denunciado como un paso atrás para los derechos de las mujeres.

El proyecto de ley fue presentado por tres miembros del conservador Partido Nacional Eslovaco, quienes escribieron que tiene la intención de "garantizar que las mujeres estén informadas sobre la etapa actual de su embarazo" antes de abortar.

Obligaría a los médicos a mostrar a una mujer imágenes de ultrasonido "sobre la etapa de desarrollo del embrión o feto cuyo desarrollo se va a suspender". El proyecto de ley establece que "si es técnicamente factible, el médico también debe permitirle escuchar el latido del corazón del embrión o el feto ".

Los autores del proyecto de ley escribieron que "el anteproyecto de ley tiene un impacto positivo en el matrimonio, la paternidad y la familia" y que "la sociedad no considera la interrupción inducida del embarazo como la mejor solución".

En una serie de manifestaciones esta semana en Bratislava, los manifestantes argumentaron que el proyecto de ley viola los derechos humanos fundamentales de las mujeres, incluidos los derechos a la privacidad, la autonomía y la capacidad de tomar decisiones médicas libres de coerción.

En septiembre, el Parlamento eslovaco rechazó otros cuatro proyectos de ley que intentaban prohibir o restringir el aborto en el país mayormente católico de Europa central, pero este último proyecto de ley fue aprobado por primera vez el mes pasado.

Silvia Shahzad, legisladora del conservador partido político Ordinary People, dice que votará en contra de la propuesta.

"No es aceptable que para tratar de cambiar las opiniones de las mujeres sobre su embarazo se recurra a este tipo de presión", dijo Shahzad.

En Eslovaquia, el aborto es legal previa solicitud en las primeras 12 semanas de embarazo; está disponible después de eso por ciertas razones médicas.

A principios de este mes, más de 30 organizaciones, incluidas Amnistía Internacional y Marie Stopes International, escribieron a parlamentarios eslovacos expresando su "profunda preocupación" por la ley propuesta. "Si se adopta esta legislación, Eslovaquia sería el único estado miembro de la UE que impondría estos requisitos nocivos a las mujeres", escribieron los grupos, agregando que los requisitos de aborto violarían varios tratados internacionales de derechos humanos que Eslovaquia ha ratificado.

Cartas similares fueron enviadas por legisladores europeos y el Consejo de Europa.

La Organización Mundial de la Salud no recomienda una ecografía de rutina antes del aborto. La agencia de salud de la ONU dice que los abortos deben "realizarse de una manera que respete la dignidad de la mujer, le garantice su derecho a la privacidad y sea sensible a sus necesidades y perspectivas".

Hillary Margolis, investigadora principal de Human Rights Watch, dijo que las disposiciones del proyecto de ley de Eslovaquia intimidarían a algunas mujeres para que no aborten.

"Estas son claramente tácticas destinadas a estigmatizar potencialmente a las mujeres, humillarlas y someterlas a un trato degradante", dijo.

En los Estados Unidos, siete estados tienen disposiciones similares que obligan a las mujeres a hacerse un ultrasonido y escuchar los latidos del corazón del feto, según Elizabeth Nash, del Instituto Guttmacher. La ley de 2011 en Texas fue impugnada, pero un tribunal de apelaciones dictaminó que las disposiciones, que también obligan a los médicos a proporcionar una descripción de la imagen de ultrasonido, no violaban la constitución de Estados Unidos.

"Desafortunadamente, lo que está sucediendo en Eslovaquia es una repetición de lo que ha estado sucediendo en Estados Unidos", dijo Nash. "Es preocupante ver este tipo de legislación que se está introduciendo en otros lugares ahora. El hecho de que haya tenido éxito en Estados Unidos no significa que deba exportarse".

La doctora Jennifer Conti, portavoz del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, dijo que era médicamente incorrecto referirse a un "latido cardíaco" en las primeras etapas del embarazo. "No estamos hablando de un corazón completamente formado", señaló.

Conti asegura que no hay evidencia que demuestre que la introducción de criterios más estrictos para los abortos reduzca el número de mujeres que los buscan.

"Lo que vemos es que cuando se dificulta el aborto, aumenta el índice de mujeres que mueren, tienen complicaciones o encuentran otras alternativas", dijo.

En toda Europa, 39 países han legalizado el aborto a pedido. Seis países solo permiten el aborto en casos excepcionales, como por ejemplo si la vida de la mujer está en riesgo: Andorra, Liechtenstein, Malta, Mónaco, Polonia y San Marino.