Miel debe formar parte de la canasta básica de los yucatecos: Leydi Pech

La miel no sólo es un tema de economía, es también cultural, ambiental y social

Abraham Bote
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 2 de diciembre, 2019

Ante los altos índices de obesidad y problemas de salud que impera en el estado, aunado a al aumento de la presencia de comida chatarra, dentro y fuera de las escuelas, o comida importada de otras partes, la miel producida por apicultores locales debe formar parte de la canasta básica y de la dieta habitual de los habitantes de la península de Yucatán, afirmó Leydi Pech Martín, apicultora e integrante del colectivo Koolel-Kab, mujeres que trabajan con abejas meliponas.

Asimismo, Leydi Pech sostuvo que se debe fomentar el cuidado de las abejas, su importancia de consumir y cultivar alimentos locales de la región.

Por eso, apicultores que forman parte de la la Alianza Maya por las Abejas Káabnaalo’on, sugieren que se fomente su consumo en las escuelas y hospitales para combatir los problemas de sobrepeso y obesidad que hay, para preservar este alimento y al mismo tiempo apoyar a los productores locales que puedan ofrecer sus productos a un precio justo.

Leydi Pech reconoció que la miel ha dejado de estar dentro de los alimentos básicos de las personas, o bien se cambia por otro tipo de miel más procesada con otros ingredientes que no necesariamente la hacen más sana.

Si bien en la península de Yucatán hay producción de miel, el consumo es muy bajo, entonces, dijo que trabajan en un propuesta junto con la Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) para incluirla dentro de la canasta básica, ya sea mediante campañas de concientización o al fomentar el consumo de alimentos sanos en las escuelas y los hospitales. “Al consumir lo que se produce en la región se va a poder hacer más, y con esto se defiende las selvas, se generan alianzas para proteger nuestros bosques. Es una cadena de beneficios”, agregó la apicultora maya.

Asimismo, buscan trabajar con las dependencias de Educación federal y estatal, para educar a los niños sobre la importancia de la producción y consumo de alimentos sanos, locales, como la miel, además de la importancia del cuidado de las abejas. Aunado a esto, se pretende que dentro de los desayunos escolares, que suelen brindar alimentos importados, incorporar alimentos sanos, frescos. “Hay capacidad de producir, sólo hay que generar los mecanismos para poder llegar e introducirlo a nuestros niños en las escuelas u hospitales”, manifestó.

Para la apicultora, "el consumo de la miel va a garantizar tener una mejor salud, pues al alimentarnos bien, nos enfermaremos menos y ya no tendríamos que ir tan seguir al médico". Además, consideró que actualmente los alimentos de la región han sido desplazados por frutas y verduras importadas, o bien por las prisas del día a día la gente suele comer alimentos poco sanos, por eso insistió que desde casa también se debe fomentar el consumo de alimentos locales.

Por otro lado, manifestó que las abejas en la península de Yucatán son parte de la vida del pueblo maya y están integradas a otras formas de manejo del territorio, como la milpa, el aprovechamiento de la madera y los solares. La miel prové los principales ingresos familiares y muchas veces nos ayuda a financiar nuestras otras actividades, por ejemplo la producción de alimentos.

Desde su visión, la miel no sólo es un tema de economía, es también cultural, ambiental y social, y si no se implementan soluciones con enfoque integral, veremos seriamente afectada nuestra economía, territorio y forma de vida.