Massive Attack lucha contra efectos nocivos de los conciertos al ambiente

El grupo británico busca reducir las emisiones de carbono que se producen en la realización de giras

Gina Fierro
Foto: Foto: Twitter @MassiveAttackUK
La Jornada Maya

México
Martes 3 de diciembre, 2019

La banda británica Massive Attack se suma a las acciones en pro del ambiente , con una iniciativa que busca reducir las emisiones de CO2 y con ello contrarrestar los efectos nocivos de los conciertos en el ambiente, el proyecto lo realiza en conjunto con Tyndall Centre, una asociación de universidades que reúne a expertos para desarrollar proyectos sostenibles al cambio climático.

El pasado viernes, la agrupación anunció su participación en la Investigación del Cambio Climático para contrarrestar la crisis ambiental y al mismo tiempo inspirar a los fanáticos a vivir de manera más sostenible. La realización de conciertos supone una serie de impactos negativos en el ambiente, entre ellos la gran producción de plástico, principalmente en vasos; pero también un impacto derivado del transporte de la banda con traslados en avión y, especialmente, el desplazamiento de todo el público al evento.

Tyndall Centre refiere que su proyecto se enfoca en la reducción de emisiones de los principales sectores de energía, su nueva investigación analizará todos los aspectos de las giras y cómo su huella de carbono se puede reducir a cero, o lo más cerca posible a cero. Los investigadores analizarán cómo reducir la cantidad de energía utilizada durante los conciertos y en el movimiento de músicos, equipos y escenarios entre diferentes lugares y ciudades, así como el impacto que tiene el público.

Durante 2019, Massive Attack ha aparecido junto al grupo de campaña ambiental Extinction Rebellion, manifestándose con un set en una de sus protestas en Londres en abril pasado.

A las acciones por disminuir el impacto en el planeta, se han sumado distintas personalidades de la música entre ellas la banda Coldplay, que tras hacer hincapié en los efectos letales que las giras musicales pueden tener, canceló algunas de sus presentaciones con su nuevo disco 'Everyday life', ello en búsqueda de una nueva forma de evitar ser nocivos para el ecosistema.

"Nuestro próximo tour será la mejor versión posible de una gira en cuanto al aspecto medioambiental (...) No estaremos contentos hasta que esté libre de emisiones", explicó su líder, Chris Martin.

Anterior a Chris Martin, Billie Eilish se pronunció a favor de la giras verdes eliminando de su tour internacional los popotes, al mismo tiempo que ofreció alternativas para el reciclaje. Por su parte, la banda The 1975 se comprometió a plantar un árbol por cada entrada vendida para compensar el daño que supone el desplazamiento de grandes masas.