Con gran fin de semana, los Zorros se meten a zona de clasificación en la Meridana

Willy Castro mostró un gran juego con un jonrón de tres carreras

La Jornada Maya
Foto: Liga Merida

Mérida, Yucatán
Lunes 9 de diciembre, 2019

Los Zorros de Pacabtún volvieron a venir de atrás en la doble jornada dominical y en la Comisaría de Chichí Suárez, casa de los Venados de la Universidad Marista, le arruinaron la fiesta a los locales, al imponerse 4-1 y 3-1, en lo que fue la séptima jornada de la temporada 2019-2020 de la Liga Meridana de Invierno de Béisbol.

Fueron dos victorias electrizantes, con las que los Zorros dirigidos por Abraham El Turco Salomón se meten a la cuarta posición, con marca de siete triunfos y siete derrotas.

En el segundo de la doble cartelera, el jonrón de tres carreras de Willy Castro, en el sexto episodio, le dio la voltereta al marcador y los Zorros se impusieron 3-1 a los Venados, que ligaron su octavo tropiezo al hilo.

Por segundo juego al hilo, un jonrón resultó decisivo en el triunfo de los Zorros de Pacabtún que tuvieron en la sexta entrada, por tercera ocasión consecutiva, su mejor aliado a la ofensiva, la que resultó de pesadilla durante los tres cotejos para la Universidad Marista que sigue sin levantar y sus posibilidades de avanzar a la postemporada se reducen.

La Marista atacó desde muy temprano al abridor de los Zorros, Alejandro Arteaga y con una carrera que anotó Rudy Parra, quien fue remolcado por el imparable de Yancarlo Ángulo, los ciervos tomaron el
comando del juego.

La falta de bateo oportuno le cobró la factura al equipo universitario, ya que volvieron a dejar corredores en los senderos ante su ineficaz ofensiva. La muestra se registró en el cuarto rollo, cuando con uno fuera, Ángulo y Jeremy Acey ligaron imparables, pero Arteaga se creció al castigo y dominó a Iván Espínola con elevado al central y a Leo Ramírez, con hirviente chocolate.

En el sexto episodio, la Marista volvió al ataque pero la ofensiva no prosperó. Julio León, apagado en los tres juegos ante los Zorros, disparó apenas su segundo imparable con el que le rompió una cadena de seis retirados a Arteaga, quien mantuvo su dominio y sin mayores problemas, le colgó a los Venados su quinta argolla seguida.

Arteaga completó su labor en seis entradas con una carrera, seis hits, no concedió bases por bolas y retiró a siete bateadores por la vía de los strikes para obtener la victoria. Sus mejores clientes, con un par de chocolates cada uno fueron Eduardo Carrera, Leo Ramírez y Julio León.

Por segundo juego seguido, Ronald Belisario se apuntó el salvamento al retirar en cuatro bateadores la séptima entrada, con un hit y par de ponches en su labor.

Orlando Ortiz abrió por la Marista y le mojó la pólvora a los fusiles de los Zorros. En cinco entradas y un tercio limitó en 4 hits al equipo de Pacabtún, pero los corredores que dejó de herencia, le costó sufrir la derrota.

Ángel Acosta abrió la tanda de bateadores con imparable al central, Alex Rivero murió en elevado al campo corto y el imparable de Víctor “El Caminante” Mercedes, lo envió a la caseta del equipo universitario.

Fernando Martínez conectó un rodado a la antesala ideal para la doble matanza con la que el relevista Rodrigo Sánchez salía del atolladero, pero el tiro de Mauricio Aguilar a la inicial llegó tarde y el corredor llegó a salvo. Después llegó Willy Castro y con el bombazo que explotó cerca de la iglesia le dio el agónico triunfo a los Zorros.

En el primero de la jornada, siempre en la sexta tanda, Willy Castro se vistió de héroe, al dar el imparable con el que produjo dos carreras con las que rompieron el empate a una carrera y los guió a una victoria de 4-1 sobre los Venados.

Marcos Castro se acreditó la victoria con labor de entradas de una carrera, 5 hits, 2 bases por bolas con 5 ponches. La solitaria anotación que admitió fue jonrón de Henry Carrillo con el que los Venados se fueron arriba en la tercera entrada.

Poco les duró el gusto, porque Pacabtún emparejó el marcador en la parte superior del cuarto rollo con sencillo de Fernando Martínez, quien impulso a Álex Rivero para nivelar el score a una carrera.

Ronald Belisario relevo a Castro en el séptimo episodio y en cuatro bateadores colgó la última argolla para apuntarse el salvamento.

Gerardo Vélez sostuvo el duelo de pitcheo con Marcos Castro hasta la quinta entrada pero en la sexta admitió las carreras que le costó salir con la derrota. Lo relevo Danilo de Jesús, quien en la séptima entrada recibió imparable productor de Ángel Acosta para la pizarra final.