Dividen honores Azulejos y Jaguares, en posible adelanto de playoffs

La alegría estudiantil se desvaneció en la misma primera entrada sin siquiera imaginar la debacle de sus lanzadores

La Jornada Maya
Foto: Liga Merida

Mérida, Yucatán
Lunes 9 de diciembre, 2019

En la Dolores Otero, los Jaguares de la UADY pegaron en el primero, con pizarra de 8-3, y luego le tocó a los Azulejos, que se impusieron 16-2, lo que empató la doble cartelera de la séptima jornada de la temporada 2019-2020 de la Liga Meridana de Invierno de Béisbol.

En el segundo juego de la doble cartelera, los Azulejos de casa doblegaron a los Jaguares con alarmante pizarra, de 16-2, ayudados con una salva de 17 imparables, 6 de ellos fueron jonrones.

Los Jaguares fueron los primeros en pisar el plato, cuando Julián Briceño recibió pasaporte del abridor y triunfador Rommel Matos, luego Arturo Puerto continuó con doblete, y Amaury Cazaña trajo a tierra prometida a Briceño, para poner en ventaja la Universidad, 1-0.

La alegría estudiantil se desvaneció en la misma primera entrada sin siquiera imaginar la debacle de sus lanzadores, el abridor y a la postre derrotado por los jaguares, Oswaldo Martínez inició su labor con golpe a Luis Medina, y Nígel Novelo y Jorge Tartabull ligaron sencillos, el de éste último trajo a Medina con la anotación de la igualada. Alberto Díaz murió con elevado al jardín central, el cual permitió a Novelo alcanzar la antesala. Estando en turno de bateo Armando Manzanilla, el cubano Tartabull se estafó la segunda base, al final Manzanilla recibió la inicial por cortesía que llenó la jaula de azulejos. Lázaro Leal trajo la de la voltereta con sencillo al izquierdo, lo que aprovechó Novelo para anotar, ya que Tartabull fue enfriado en el plato, lo que dejó las cosas, con pizarra de 2-1.

En el cierre de la segunda tanda el azulejo Josué Romero tomo la inicial con pasaporte y un lanzamiento después se estafó la intermedia. Jairo Martínez le sonó sabroso a la canica y la puso a volar encima de la barda del jardín derecho, lo que puso las cosas 4-1.

Nígel Novelo siguió el ataque ancló con sencillo, y Jorge Tartabull también se embasó, ésta vez por pecado del intermediarista jaguar. Ahí el abridor Martínez tuvo que dejar el encuentro por una molestia física y Víctor Chan entró a relevarlo. También por los azulejos hubo un cambio, Sóstenes Verdugo entro a correr en la segunda base en sustitución de Novelo.

Alberto Díaz continuó el ataque azulejo con sencillo que trajo al plato a Verdugo, después Armando Manzanilla congestionó las bases con pasaporte, y el antillano Lázaro Leal trajo a su compatriota Tartabull con rola a la tercera, donde forzó a Díaz. Reinier Aguilar fue pasaporteado y las bases de nueva cuenta se llenaron. Josué Romero y Jairo Martínez trajeron sendas carreras de caballito y la pizarra ya era de susto, 8-1.

La parte baja del tercer capítulo trajo anotaciones para la Dolores Otero, Alberto Díaz y Armando Manzanilla conectaron cuadrangulares solitarios seguidos y la Dolores Otero se adelantó, con marcador de
10-1.

En la cuarta entrada ambos equipos anotaron, Amaury Cazaña trajo una carrera para los Jaguares con cuadrangular solitario mientras los azulejos Reinier Aguilar y Jairo Martínez hicieron lo mismo por los Azulejos. Para Martínez fue su segundo del encuentro. Emilio Dorantes fue llamado a relevar a Víctor Chan, sin embargo la Dolores Otero ganaba, 12-2.

En el cierre del sexto inning, la Dolores Otero cerró su contabilidad, Manuel Gómez, Jorge Tartabull y Alberto Díaz llenaron las bases con sencillos y Armando Manzanilla conectó un grand Slam que sería su segundo cuadrangular del encuentro y con ello el marcador final de 16-2.

Con este resultado ambos equipos permanecen empatados en el segundo lugar de la tabla de posiciones con 7 juegos ganados y 6 tropiezos, aunque por el sistema de desempate, los de la Dolores Otero son segundos.

En el primero de la doble cartelera, con una gran labor monticular de Alfonso Pulido, quien durante 5 entradas y 2/3 mantuvo sin hit ni carrera a la artillería de casa, los Jaguares se impusieron 8-3 a los Azulejos.

Pulido adornó su labor con 10 chocolates a cambio de un par de pasaportes y dos carreras admitidas, además de un cuadrangular.

Los Jaguares se adelantaron en la parte alta de la segunda entrada cuando Refugio Cervantes le pescó un lanzamiento al abridor y derrotado, el zurdo Oscar Rivera y se lo depositó encima de la barda del jardín derecho para el 1-0.

En la parte alta del tercer rollo, con uno fuera, el jaguar Julián Briceño recibió pasaporte y en jugada de correr y batear Briceño alcanzó la antesala con sencillo de Pedro León, quien avanzó a la intermedia por un lanzamiento descontrolado. Keven lamas conectó un doble que impulsó a ambos corredores y los Jaguares se alejaron 3-0.

En la apertura del quinto rollo, con uno fuera, los jaguares Julián Briceño y Pedro León ligaron sencillos, esto provocó que el mandamás azulejo, Oswaldo Verdugo, retirará del juego a Oscar Rivera y jaló del calentadero a Iván Andrés Solís. Los corredores que recibió en herencia avanzaron una estación por un pésimo envío de Solís. Amaury Cazaña le puso alegría a la Universidad cuando la sacó del parque para que los Jaguares se alejaran 6-0.

En la sexta entrada, en su parte baja, la inició el azulejo Alberto Sosa, quien recibió base por bolas. Con dos fuera, Jorge Tartabull terminó con el embrujo de Pulido cuando le desforró la esférica para acercar a los azulejos 2 x 6 y de paso Pulido abandonó el encuentro, siendo relevado por Raúl Úc.

Los Jaguares rápidamente volvieron a anotar, en la séptima entrada Julián Briceño, Pedro León y Keven Lamas ligaron imparables, el de este último productor, con uno fuera, Refugio Cervantes recibió la base y David Silveira entró a correr en lugar del "Cuco” Cervantes. Abel Martínez trajo otra con elevado de sacrificio para dejar la pizarra 8-2.

En el cierre del séptimo rollo, el azulejo Josué Romero descargó tremendo cuadrangular por el jardín central que cerró la contabilidad del juego 3-8 a favor de los Jaguares.