Protestan trabajadores del aeropuerto de Cancún

Denuncian acoso y humillaciones

Carlos Águila Arreola
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Lunes 9 de diciembre, 2019

Alrededor de las seis de la mañana del lunes, un grupo de aproximadamente 100 personas se manifestó frente al edificio administrativo del Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), el FBO –la terminal privada–, la número cuatro y el área ambulatoria de las terminales dos y tres del aeropuerto de Cancún, en protesta por presuntas irregularidades.

Los trabajadores, exhibiendo pancartas, protestaron por las condiciones en la que realizan sus labores. En una tarjeta informativa se indicó que la queja no afectó vialidades ni operaciones aéreas.

De acuerdo con el reporte de autoridades policiacas, fueron cerca de 100 manifestantes dirigidos por Raúl Arriga Leija, secretario del Trabajo y Conflictos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Aeroportuaria y Servicios Similares y Conexos de la República Mexicana.

En un comunicado, los trabajadores refirieron que su movimiento se origina por una serie de irregularidades previamente denunciadas al licenciado Adolfo Castro Rivas, director de RH Asur, la empresa concesionaria del aeropuerto.

Entre las irregularidades mencionan actos de abuso, malos tratos y acoso laboral hacia la plantilla laboral, violación del contrato colectivo de trabajo en sus cláusulas 11, 50, 57, 60 y 62; falta de equipo y herramientas para los cuerpos de seguridad de la terminal aérea, y falta de cursos de capacitación y adiestramiento.

Los inconformes exigen además respeto al trabajo de los afiliados, desempeño de las labores para las que fueron contratados; retiro del outsourcing bajo el que muchos están contratados, mejorar el servicio de comedor, respeto a los derechos laborales de los trabajadores del Centro de Control Operativo y del Operador de Base Fija (FBO).

Acusan que sus funciones han sido desplazadas, y exigen la reinstalación de su compañero Cristian Contreras, quien aseguran fue despedido injustificadamente; en ese sentido, acusaron al director de la terminal aérea, Carlos Trueba Coll, de ser grosero y prepotente, y de no dar solución a las demandas laborales.

Con un enorme “¡Ya basta!” en letras rojas, en una enorme manta, extienden la acusación de abuso de autoridad, desprecio, humillación hacia jefes como Fernando Landazuri Espinosa, del que piden su destitución.

El comunicado concluye con la petición de instalar una mesa de diálogo, así como la creación de una comisión mixta para detener de manera inmediata los abusos y acoso laboral del que se dicen ser víctimas por parte de los directivos aeroportuarios.

Hasta el mediodía del lunes, los trabajadores continuaban manifestándose en el edificio administrativo de Asur, frente a la terminal dos de llegadas nacionales del aeropuerto, y hasta las 17 horas las autoridades aeroportuarias aún no emitían alguna postura, aunque anunciaron que en el transcurso del día se pronunciarían.