El oficio más antiguo

Autoridades estiman que unas 250 personas lo practican en Chetumal

Jesús Hernández Martínez
La Jornada Maya

Miércoles 11 de diciembre, 2019

Según la sabiduría popular –y la histórica–, la prostitución es el oficio más antiguo del mundo y, en regiones como el Caribe en donde se localiza Quintana Roo, no sólo mantiene su vigencia, sino que es una actividad económica de la que dependen muchas familias.

Legal –que no se incluye en las leyes locales– e ilegal, con o sin vigilancia sanitaria se le considera una labor “tolerada”, lo que indica que no está autorizada ni prohibida aunque suene a razonamiento de Perogrullo.

Por atribuirse inicialmente a la mujer pues habría surgido con Eva al seducir con una manzana a Adán, en la actualidad a la prostitución se considera como una definición de alta carga de misoginia y sigue creando barreras entre quienes la practican o simpatizan con ella y quienes niegan involucrarse directa o indirectamente.

Chetumal y sus alrededores no conforman la única zona quintanarroense o del país donde la prostitución sea tan escandalosa, pero en las últimas décadas las autoridades dejaron de perseguirla, al menos en el sur de la entidad, tal vez porque los agentes policiales, en lugar de combatirla, se aliaban con quienes la ejercen o la promueven y obtenían buenas ganancias pecuniarias.

Varios años, apostados en las zonas en que “trabajaban” las mujeres de la vida galante, los agentes policiales trataban de disuadir a los posibles clientes a que no se llevaran en sus vehículos a alguna fémina. Luego surgieron las “propinas” y los “arreglos”, y los agentes fueron retirados dejando de “combatir” a su modo la prostitución.

Tal vez, aunque las autoridades del sector Salud siempre argumentan que sus recursos son insuficientes, decidan ponerle más atención al “oficio más antiguo” pues el pasado primero de este mes, cuando se conmemoró el Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, salió a la luz pública que el número de pacientes con esa enfermedad tiende a crecer y las relaciones sexuales sin precaución son la causa principal del contagio.

De acuerdo con los datos oficiales, en este año se han reportado en Quintana Roo 150 casos nuevos de personas con VIH y la cantidad podría ascender a los 312 reportados en 2018. Los datos son referenciales pues muchos enfermos piden discreción y las autoridades sanitarias tienen obligación de respetarles además algunos se atienden en otras partes del país pues al mal se le considera “vergonzoso”. Además, no todas las personas que portan el VIH desarrollan el Sida. El reporte, se aclaró, es de casos nuevos, no los acumulados

En Chetumal son del dominio de todos los sitios públicos en donde mujeres y hombres homosexuales venden caricias: en el interior y exterior de la mayoría de los bares, los alrededores de los dos mercados públicos más grandes, un amplio tramo de la avenida Hidalgo y el bulevar. Unos cinco centros nocturnos ofrecen espectáculos solo para adultos.

Algunas autoridades estiman que unas 250 personas, entre mujeres y hombres homosexuales practican en Chetumal el oficio más antiguo del mundo, pero otras relacionadas con el sector Salud calculan que, por cada cinco personas que acuden al control sanitario, otras 25 o más lo ofrecen libremente con el consabido riesgo de contagiar enfermedades venéreas, por cierto muy abundantes en Belice de donde llegan a Chetumal algunas personas con la intención de practicar la prostitución. En algunas ocasiones las autoridades hablan de crear en la capital del Estado una zona de tolerancia, pero la idea no ha ido más allá de contestar una pregunta para salir del paso.

Aunque a Chetumal llegan, o ya radican en esta ciudad, personas para practicar la prostitución, los casos de trata de blancas, tráfico de personas y pornografía infantil, son más comunes en el norte de la entidad: Cancún y la Riviera Maya.

Como en la mayoría de las ciudades mexicanas, en Chetumal también se ofrecen desde hace varios años servicios sexuales en línea.

Así es que, sin hacerle al adivino, la prostitución seguirá en Chetumal y sus alrededores propagando enfermedades venéreas como desde hace muchos años y como en la actualidad; a fin de cuentas por algo la ciudad es parte del Caribe.

jeshermarti@hotmail.com