Tiroteo en Nueva Jersey deja seis muertos, incluido un policía

En un supermercado kosher, a poco más de un kilómetro (una milla) de distancia, se hallaron otros cinco cadáveres

Ap
Foto: Afp
La Jornada Maya

Nueva Jersey, Estados Unidos
Miércoles 11 de diciembre, 2019

Seis personas, entre ellas un policía y tres transeúntes, murieron el martes en un intenso tiroteo que llenó las calles de Jersey City con el sonido de disparos durante horas, informaron las autoridades.

Entre los fallecidos se cuentan dos sospechosos, dijo el jefe de policía de esta localidad, Michael Kelly.

El policía abatido, el detective Joseph Seals de 40 años, había sido reconocido recientemente por sus superiores por haber encabezado al departamento en la cantidad de armas ilegales retiradas de las calles en los últimos años, y quizás intentaba frenar un incidente que involucraba ese tipo de armas cuando se vio en medio de los disparos que comenzaron cerca de un cementerio, comentaron las autoridades.

El tiroteo continuó en un supermercado kosher, a poco más de un kilómetro (una milla) de distancia, donde se hallaron otros cinco cadáveres, señaló Kelly.

“Es un día muy difícil para la ciudad de Jersey City”, expresó el alcalde Steven Fulop. Seals “era uno de los mejores agentes para retirar armas de las calles. Era un buen policía”.

Otros dos agentes resultaron heridos y poco después fueron dados de alta del hospital, indicaron las autoridades.

Los disparos comenzaron a primeras horas de la tarde en la ciudad de alrededor de 270 mil habitantes, ubicada del otro lado del río Hudson. Seals, que trabajaba para una unidad llamada Cese del Fuego, fue baleado alrededor de las 12:30 p.m. Posteriormente, los agresores se trasladaron a otra parte de la ciudad en una camioneta de alquiler robada y se enfrentaron a la policía en un prolongado tiroteo.

“Nuestros agentes estuvieron bajo fuego por horas”, comentó Kelly.

Dentro del supermercado, la policía encontró los cuerpos de los que se cree eran los sospechosos y de otras tres personas que aparentemente estaban en el lugar cuando los agresores ingresaron, dijeron las autoridades. La policía señaló que estaba confiada en que los transeúntes fueron baleados por los agresores y no por los agentes.

El supermercado kosher es un sitio importante en una creciente comunidad de judíos ortodoxos que se han mudado a Jersey City en los últimos años. Las autoridades no pudieron determinar la razón por la que los agresores se dirigieron a ese lugar.

Los nombres de las víctimas que se encontraban dentro de la tienda no fueron revelados hasta que se notifique a sus familiares.

El director de Seguridad Pública de la ciudad, James Shea, dijo que las autoridades creen que la masacre no fue un acto de terrorismo, pero que el incidente sigue bajo investigación.

El colegio Sagrado Corazón, cerca del lugar del tiroteo, fue cerrado por motivos de seguridad, pero todos los empleados y alumnos se encontraban bien, según un comunicado de la arquidiócesis de Newark.

Equipos del escuadrón táctico SWAT, agentes de la policía federal y estatal, acudieron al lugar, y la policía bloqueó la zona que, además de la escuela y el supermercado tiene algunas tiendas y una peluquería.

Operativo para proteger a comunidad judía

El violento tiroteo que el martes dejó seis muertos en Jersey City, cerca de Nueva York, tuvo como blanco un almacén kosher, dijo el miércoles el alcalde de la ciudad donde tuvo lugar el ataque.

El examen de las cámaras de vigilancia en la calle deja claro que los dos sospechosos que murieron en el tiroteo "tuvieron como blanco el almacén kosher" de Jersey City donde otros tres civiles fallecieron, escribió en su cuenta Twitter el alcalde Steven Fulop.

Un detective de la policía, Joseph Seals, fue el primero en morir tras acercarse a los dos sospechosos poco antes, un hombre y una mujer, que estaban dentro de una camioneta de alquiler en un cementerio de esta ciudad de 270 mil habitantes, informaron las autoridades.

Luego los sospechosos condujeron lentamente hasta el almacén kosher, adonde entraron con dos rifles largos y comenzaron a disparar inmediatamente contra civiles, dijo a la prensa James Shea, director de seguridad pública de Jersey City.

"Soy judío y estoy orgulloso de vivir en una comunidad como #JerseyCity que siempre le ha dado la bienvenida a todos", dijo el alcalde Fulop, sin indicar directamente que se trató de un ataque antisemita.

"Es el hogar de #EllisIsland y siempre ha sido la puerta de oro hacia Estados Unidos. El odio y el antisemitismo nunca han tenido lugar aquí en JC y nunca tendrán un lugar en nuestra ciudad", aseguró.

Fulop explicó que dos oficiales que estaban a una cuadra del almacén impidieron que los sospechosos abandonaran el lugar e hirieran a más civiles.

Luego cientos de agentes armados hasta los dientes, algunos de civil y otros uniformados, llegaron rápidamente al lugar, transformando esta área residencial de Jersey City en una zona de guerra.

Dos policías resultaron heridos de bala, así como un civil que pasaba por el lugar.

Fuentes policiales no identificadas citadas por el diario The New York Times dijeron que uno de los sospechosos había publicado comentarios antisemitas y contra la policía en internet antes del tiroteo.

También dijeron que dentro de la camioneta de alquiler de los sospechosos hallaron un manifiesto y una bomba activa de fabricación casera.

Seguridad reforzada

La seguridad en el área ha sido reforzada, precisó Fulop.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, informó el miércoles que la policía neoyorquina también está en "alerta elevada" y que se desplegaron agentes "para proteger sitios claves de la comunidad judía".

Nueva York alberga a la mayor comunidad judía fuera de Israel.

"Trágicamente, esto confirma que un creciente patrón de antisemitismo violento se ha convertido en una crisis para nuestra nación. Y ahora esta amenaza ha llegado a las puertas de la ciudad de Nueva York", alertó De Blasio en un comunicado.

"La historia nos enseña cuán peligroso es este tipo de patrones de odio. Debemos detener el antisemitismo de manera agresiva y decisiva; llamo a todos los neoyorquinos a unirse para eliminar esta amenaza", sentenció.

Los incidentes antisemitas en Estados Unidos se mantuvieron en niveles cercanos al récord en 2018, cuando se registró el doble de agresiones físicas contra judíos que en 2017, según un informe de la Liga Anti-Difamación publicado en abril.

En octubre de 2018, un estadounidense disparó y mató a 11 personas en una sinagoga de Pittsburgh, Pensilvania, en el mayor atentado contra la comunidad judía en Estados Unidos.