El león Gaudin, entre los mejores relevistas de la década en la LMB

Nadie salvó más juegos durante la segunda década del siglo XXI que el 'Mago' Wirfin Obispo

La Jornada Maya

Ciudad de México
Sábado 14 de diciembre, 2019

La cuarta entrega de la serie "Década de Emociones" incluye a los diez mejores relevistas de la segunda década del siglo XXI. Ellos le brindaron tranquilidad en las últimas entradas de los juegos a sus managers y fueron pieza clave en el éxito de sus equipos.

Wirfin Obispo: Nadie salvó más juegos en la LMB durante la segunda década del siglo XXI que el Mago Wirfin Obispo.

Llegó a la gran liga de mis emociones en 2016 luego de cinco campañas en sucursales de Rojos de Cincinnati, Bravos de Atlanta, Piratas de Pittsburgh y Cerveceros de Milwaukee. Además, lanzó cuatro años en la Liga de Japón

En sólo cuatro campañas en la LMB, siempre con Sultanes de Monterrey, acumula 104 rescates en 123 oportunidades. El derecho dominicano es el líder histórico de salvamentos de la franquicia regia, luego de que en 2019 rompió la marca de Miguel Rubio (96).

Sólo tres bateadores en la LMB le han conectado cuadrangular a Obispo en 241.2 entradas de labor y 213 salidas. Su efectividad de por vida en el circuito es de 2.57, con 69 bases por bolas y 324 ponches.

En el segundo torneo de 2018 encabezó la liga en rescates con 14 y ese año fue nombrado por la prensa especializada como el Relevista del Año.

Óscar Villarreal: El derecho regiomontano lanzó seis temporadas en la LMB luego de su paso por Grandes Ligas con Diamantes de Arizona, Bravos de Atlanta y Astros de Houston.

Siempre con Sultanes de Monterrey, lanzó con los regios en 2011 y de 2013 a 2017.

Su mejor campaña en el circuito de verano en México fue en 2011, en la que consiguió 18 salvamentos y terminó con un porcentaje de carreras limpias admitidas de 2.80 en 43 apariciones.

En total en la LMB acumuló marca de 16-18, en 233 juegos y 255.2 innings de trabajo, tuvo efectividad de 3.17, consiguió 49 salvamentos, otorgó 86 bases por bolas y ponchó a 183.

Tiago Da Silva: El derecho oriundo de Sao Paulo, Brasil, llegó en 2014 a la Liga Mexicana de Beisbol procedente del beisbol de Italia. Fue convertido en relevista y en su debut con Delfines de Ciudad del Carmen salvó 29 juegos en 33 oportunidades. Finalizó con efectividad de 2.07 en 61.0 entradas de labor.

Esa actuación le valió ser nombrado el Relevista del Año en 2014 y un contrato de ligas menores con Azulejos de Toronto, con quienes lanzó en sus sucursales en 2015.

Fue el cerrador de Delfines en el cierre de la campaña de 2015; en 2016 lanzó con Delfines y Rieleros, y desde 2017 pertenece a Generales de Durango.

Con la Tropa de Villa salvó 24 juegos en 26 oportunidades en 2017. Al año siguiente regresó a su faceta de abridor y finalizó con marca de 13-4 en 22 aperturas.

En 2019 inició en la rotación de abridores y a la mitad de la campaña regresó al bullpen para salvar 10 juegos en 16 oportunidades.

En total en la segunda década del siglo XXI consiguió 88 rescates y tuvo efectividad de 3.78.

Juan Sandoval: El lanzador derecho oriundo de Santo Domingo, República Dominicana, es todo un caballo de batalla desde el bullpen.

Llegó a la LMB en 2011 y desde entonces ha lanzado para Diablos Rojos, Tigres, Guerreros, Toros y Generales.

En siete de ocho campañas en el circuito de verano ha superado las 50 apariciones. Acumula en total 440 juegos y 458.2 entradas de labor. Su efectividad de por vida en la LMB es de 3.49.

Ha sido campeón tres veces con tres equipos diferentes en la LMB: con Tigres de Quintana Roo en 2011, Diablos Rojos del México en 2014 y Toros de Tijuana en 2017.

Jason Urquidez: Lanzador derecho con cinco temporadas de experiencia en la LMB, siempre con Toros de Tijuana.

Llegó en 2015 luego de ocho temporadas en sucursales de Diamantes, Medias Rojas y Angelinos.

Fue pieza clave para que los astados llegaran a la Serie del Rey en 2016 y 2017. En 2016 consiguió 26 rescates y tuvo una efectividad de 3.09 en 43.2 entradas de trabajo.

Al año siguiente dominó en la liga con 28 salvamentos y un porcentaje de carreras limpias admitidas de 0.98 en 46.0 episodios.

En total en la LMB Urquídez acumula 142 juegos, 149.1 entradas, una efectividad de 3.13, y 64 salvamentos.

Chad Gaudin: Llegó a la Liga Mexicana de Beisbol en 2016 luego de lanzar durante once años con nueve diferentes equipos en las Grandes Ligas.

Ha sido campeón dos veces en la LMB: con Pericos de Puebla en 2016 y con Leones de Yucatán en el primer campeonato de 2018.

En 2017, con Acereros de Monclova, fue nombrado del Relevista del Año luego de finalizar con marca de 2-0, efectividad de 2.93 y 29 rescates en 33 oportunidades.

En total en la LMB en cuatro campañas, con Pericos, Acereros y Leones, tiene récord de 7-7, efectividad de 2.72 en 142.1 entradas y 87 juegos salvados

Gaudencio Aguirre: El poseedor de la marca de más juegos lanzados en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol realizó 408 de sus 935 apariciones durante esta década que termina.

Ocho de sus 23 temporadas en la LMB fueron en la segunda década del siglo XXI, espacio en el que lanzó para Sultanes, Olmecas, Delfines y Generales.

Desde 2010 tuvo récord de 23-22 y efectividad de 3.65 en 387.0 entradas de labor. En ese lapso consiguió 25 rescates, otorgó 142 pasaportes y ponchó a 281.

Luis Ramírez: Brazo derecho venezolano que brilló en la LMB en el primer lustro de la década. Lanzó de 2010 a 2016 en la gran Liga de mis emociones con Pericos, Tigres, Rieleros, Saraperos y Guerreros.

Fue el Relevista del Año de la LMB en 2010 luego de salvar 30 juegos en 33 oportunidades con Puebla.

Disputó en par de ocasiones la Serie del Rey: perdió la de 2010 con Pericos en cinco juegos ante Saraperos y ganó la de 2013 con Tigres sobre Sultanes en cinco desafíos.

En siete campañas en la LMB realizó 247 apariciones, lanzó 235.0 entradas, tuvo una efectividad de 3.87 y consiguió 92 salvamentos.

Tony Peña: El dominicano lanzó cuatro temporadas en la LMB con Laguna, Saltillo y Tabasco entre 2014 y 2017.

En 2015 fue el Relevista del Año luego de acumular marca de 3-0 y efectividad de 2.54, con 25 salvamentos en 46 salidas con Laguna.

Peña era jugador de cuadro, que llegó a Grandes Ligas como tal y jugó un año con Bravos de Atlanta y tres con Reales de Kansas City en la gran carpa, que fue convertido en lanzador en 2010.

En 176 juegos en la LMB lanzó en total 187.0 entradas, con una efectividad de 2.89, consiguió 73 salvamentos, otorgó 45 bases por bolas y ponchó a 176.

Ángel Adrián Ramírez: Único lanzador con efectividad debajo de 3.00 y con 400 o más apariciones en la segunda década del siglo XXI.

El zurdo oriundo de Piedras Negras, Sonora, lanzó con Acereros de Monclova de 2010 a 2017 y con Pericos de Puebla en 2018.

Sus campañas más espectaculares fueron las de 2012, con marca de 0-2 y efectividad de 1.98 en 57 salidas; y la de 2014, en la que tuvo récord de 3-3 y un porcentaje de carreras limpias de 0.92 en 50 juegos.

En total en la década realizó 412 apariciones, lanzó 291.0 entradas con 2.81 de efectividad, otorgó 75 bases por bolas y ponchó a 269.