Caleseros de Cozumel irán por amparo contra ley animal

Tenemos manera de probar que no estamos maltratando a los caballos: José Azcona

Carlos Águila Arreola
Foto: Captura de pantalla
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Lunes 16 de diciembre, 2019

El grupo de caleseros de la isla de Cozumel recurrirá al amparo contra la Ley de Protección y Bienestar Animal de Quintana Roo, dio a conocer José Julio Azcona Rejón, representante de los carruajes, quien añadió que la actividad beneficia a 50 familias de la ínsula que durante un cuarto de siglo se han dedicado a esa actividad.

En entrevista, el empresario señaló que uno de los párrafos de la nueva legislación prohíbe los carruajes que operan en la isla para servicios turísticos, y que los involucrados tienen seis meses para buscar alternativas.

“Lo que vamos a buscar es seguir operando; tenemos derechos adquiridos desde hace 25 años, no estamos operando de la noche a la mañana. Tenemos manera de probar que no estamos maltratando a los animales, son de trabajo que están acostumbrados a hacer ese tipo de trabajo. En total son 16 carruajes y 32 caballos que operan en la isla desde hace 25 años; hay 50 familias que viven directamente de este empleo e indirectos hay más”, dijo.

De acuerdo con el empresario, un total de 200 personas estarían en riesgo, más los que dependan de las actividades indirectas que genera la actividad, cantidad que calculó en alrededor de 500 personas.

Sobre la ley aprobada por la XV Legislatura el 26 de junio pasado, dijo que se violentó el proceso legislativo para darle cauce y votarla, lo que llevó a empresarios que organizan palenques y peleas de gallos, a toreros y otros como los caleseros y demás involucrados en esos negocios, a manifestarse multitudinariamente en Chetumal en julio pasado.

Detalló que los carruajes cumplen con la reglamentación y más: en el caso de los caballos, para que estén sanos deben caminar 10 kilómetros al día por su sistema digestivo, y la ruta que recorren es de cuatro, y tras cada vuelta que dan llegan a un sombrearedo que hay en el centro, donde se cubren del sol, descansan y se les da agua con electrolitos.

Dijo que cancelar los eventos donde se utilizan animales dejaría sin empleo a 25 mil personas involucradas directa e indirectamente, afectando a sus familias, lo que provocaría pérdidas anuales por 90 millones de pesos, generados por un promedio de 380 espectáculos en 95 fiestas patronales que hay en los 11 municipios de la entidad.