El alza al salario mínimo no tendrá efecto en inflación y empleo: SHCP

Cubre el presidente una deuda social heredada de otros sexenios: partidos

Israel Rodríguez
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Ciudad de México
Miércoles 18 de diciembre, 2019

Arturo Herrera Gutiérrez, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), descartó ayer que el incremento de 20 por ciento al salario mínimo vaya a tener efectos en el empleo y la inflación.

Rechazó que ese aumento, el cual busca recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores, sea regalo del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Es una deuda histórica. Desde 1982 el salario mínimo había perdido 75 por ciento de su valor, enfatizó.

Esa pérdida, incluso, precede el primer acuerdo comercial. Es algo que se tenía que venir haciendo, independientemente de cuál fuera la política en la materia.

En entrevista, explicó que el debate sobre los efectos del salario mínimo en el empleo y la inflación es relativamente reciente en México, pero ya muy establecido y saldado en medios internacionales.

Recordó que en Estados Unidos tiene más de 25 años y ejemplifica dos cosas muy claras en las que se establece un paralelismo.


Casos similares

“En el caso del país vecino se dieron aumentos importantes, en algunos casos similares a los porcentajes que hemos dado nosotros en los pasados dos años.

“En los 90, después de un congelamiento del salario mínimo federal de más de 10 años; en los 80 hay un ejemplo muy conocido, porque técnicamente era muy interesante.

“Hubo un aumento salarial en Nueva Jersey en 1991, pero no en Pensilvania, que eran estados vecinos. Todo mundo creyó que iba a haber una caída en el empleo en el primero y un aumento en el empleo en el segundo, pero lo que pasó fue lo opuesto.

Una de las razones que se han encontrado es que cuando los salarios medios tienen una distancia muy alta contra los salarios mínimos, como el caso de Estados Unidos, entonces, como es aún más el caso de México, ahora no tiene este efecto ni tanto en el empleo, ni tanto en la inflación.

Destacó que esa fue una decisión a la que se llegó de común acuerdo con el sector privado. Quiere decir, apuntó, que ellos también estaban conscientes de esto y lo consideraron benéfico para los mexicanos.

Estas declaraciones del secretario de Hacienda fueron realizadas antes del anuncio efectuado junto con la embajadora de Reino Unido en el país, Corin Robertson, acompañados por el alcalde financiero de The City of London Corporation, William Russell, quienes lanzaron de manera oficial el Programa de Servicios Financieros del Fondo de Prosperidad, el cual comprende una aportación de 9.5 millones de libras por Gran Bretaña, que será invertida en cooperación para el desarrollo del sector financiero en México.