Papas fritas, un alimento prehistórico

El descubrimiento detalla un poco más el proceso de cocina de los primeros hombres

Texto y foto: Sputnik
La Jornada Maya

Moscú, Rusia
Lunes 6 de enero, 2020

Los científicos han encontrado en una cueva de Sudáfrica los restos carbonizados de rizomas, recolectados y asados por los humanos del Paleolítico Medio hace 170 mil años.

Aunque las dietas basadas en carne de los primeros humanos han sido ampliamente estudiadas, no hay mucha información disponible sobre la alimentación prehistórica basada en plantas.

Esto se debe a que los huesos y las herramientas de piedra que los primeros humanos dejaron tras el periodo de caza generalmente se conservan mucho mejor en el registro arqueológico que los alimentos a base de plantas, que son perecederos.

Una ventana a la cocina prehistórica se abrió tras encontrar en una cueva en las montañas de Lebombo, en la frontera con Suazilandia, raíces cocidas de la así llamada 'patata africana' Hypoxis hemerocallidea, rica en carbohidratos altamente nutritivos. Aunque sus raíces blancas ricas en almidón son comestibles crudas, son mucho menos resistentes una vez cocinadas, tras descomponerse el colágeno vegetal.

Grietas encontradas en los rizomas sugieren que estos últimos no cayeron a la hoguera al azar, sino que fueron cocinados verdes y frescos intencionalmente, y luego los compartieron una vez cocidos.

Este descubrimiento es mucho más antiguo que los informes anteriores para cocinar plantas similares y proporciona una visión fascinante de las prácticas de comportamiento de los primeros humanos modernos en el sur de África. También implica que compartieron alimentos en familia y usaron palos de madera para extraer plantas del suelo, subraya la jefa del estudio Lyn Wadley de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo en su estudio publicado en la revista Science.