UNTA: Zapata gay y recursos

Astillero

Julio Hernández López
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Martes 7 de enero, 2019

Varios factores se conjuntaron en Anenecuilco, municipio de Ayala, estado de Morelos, para producir una de las giras con mayores incidentes del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Un papel principal en las protestas habidas en esa comunidad histórica corrió a cargo de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), que puso por delante el enojo por la exposición en el Palacio de Bellas Artes, en la capital del país, de un cuadro de Fabián Cháirez que muestra a un personaje sumamente parecido a Emiliano Zapata (el pintor asegura que, en realidad, no es el héroe suriano) desnudo, con sombrero rosa y zapatos de tacón.

Además del agravio que aseguran sentir los miembros de la UNTA por esa pieza pictórica (lo cual se manifestó algunos días decembrinos en el propio Palacio de Bellas Artes), tal organización campesina mantiene un vivo enojo por la política obradorista de reparto directo de recursos económicos y materiales a los beneficiados, sin intermediación de agrupaciones y dirigentes. Lo sucedido en Anenecuilco tiene como telón de fondo la supresión gubernamental de tales conductos de entrega de fondos para agraristas; por tal motivo, la UNTA y otras organizaciones mantuvieron un cerco a San Lázaro, para tratar de impedir la aprobación del Presupuesto de Egresos de 2020.

Combinar la defensa pictórica de Zapata con ese enojo por dinero no entregado tuvo visos de provocación que el Presidente de la República procesó caminando entre los opositores y escuchando coros y consignas que en varios casos significaron ofensas. Ya al micrófono en un acto masivo, convocó a la tolerancia. En un momento anterior, mientras sus opositores se manifestaban de manera estrecha en torno a él, un policía morelense consideró necesario mostrar en una de sus manos una pistola de cargo, como aparente advertencia a quienes gritaban al Presidente de la República y parecían dispuestos a dificultar su paso.

Otro tema, más profundo, menos circunstancial, tuvo también expresión crítica: la oposición al Proyecto Integral Morelos y, en especial, a una termoeléctrica. Ese movimiento se ha expresado con fuerza varias veces y se conduele de que López Obrador haya cambiado su oposición, como candidato presidencial, a esas obras y que ahora, ya en el poder, las esté apoyando.

Además, sigue viva la herida social derivada del asesinato de uno de los principales activistas contra las obras antes mencionadas, Samir Flores, a quien dispararon a las puertas de su casa unas horas antes del inicio de una peculiar auscultación, que no consulta legal, que pretendía mostrar apoyo popular al citado proyecto integral.

Lo sucedido en Anenecuilco, más allá de la UNTA y sus peculiares motivaciones, es un adelanto de las protestas que comunidades indígenas, pueblos originarios y ciudadanos en defensa del medio ambiente y los recursos naturales preparan contra proyectos del gobierno federal (sobre todo Tren Maya y corredor transoceánico) a los que califican de desarrollistas.


Astillas

A pesar de que inicialmente se declaró no culpable de los cargos que se le imputan en Estados Unidos, Genaro García Luna está negociando la posibilidad de evitar el juicio correspondiente, según se consigna en un documento judicial de carácter público en el vecino país… De no haber juicio, el secretario de seguridad pública durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa deberá asumir alguna fórmula de testigo protegido, lo cual implicaría suministrar a las autoridades estadunidenses información valiosa en relación con el narcotráfico mexicano y sus implicaciones con políticos y gobernantes… Y, mientras hoy se reúnen miembros de familias mormonas, entre ellas los LeBarón, con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y con la Fiscalía General de la República, ¡hasta mañana, ya con la abogada y poeta regiomontana Margarita Ríos-Farjat como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación!

juliohdz@jornada.com.mx