México, un país enfermo; sólo el 10 por ciento está sano: Ricardo Ramos

Aseguró que sólo 30 por ciento de los mexicanos tienen acceso a la salud

Carlos Águila Arreola
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Jueves 9 de enero, 2020

México es un país enfermo y con enfermos, y cuando mucho 10 por ciento de su población está sana, alertó el cirujano y oncólogo Ricardo Ramos Solís, quien destacó que ya colapsó el sistema nacional de salubridad.

Lo anterior al anunciar el curso “Salud total”, que impartirá durante tres fines de semana de marzo, a un costo de entre tres mil y cuatro mil pesos, con descuento de 25 por ciento a las personas enfermas y las de la tercera edad.

En conferencia, el galeno, con más de 30 años de servicio, expuso que actualmente el sistema de salud –los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS), el de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Petróleos Mexicanos (Pemex), y las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar), entre otros–, no brindan las herramientas necesarias para sanar.

Aseguró que sólo 30 por ciento de los mexicanos tienen acceso a la salud, lo que orilla al sistema nacional a elaborar y aplicar una revolución administrativa para hacer llegar los recursos a donde deben para poder atender más dignamente a la población, porque desgraciadamente “alguien tiene que pagar las medicinas”.

Sostuvo que “el dinero no está llegando a donde se destina”, y puso como ejemplo la apertura de más de 200 “Farmacias Similares” en el país durante los últimos dos años, y aseveró que el curso “Salud total”, que tendrá una duración de cinco horas, se impartirá los cuatro sábados y un domingo del próximo mes de marzo.

Explicó que se trata de la Medicina integrativa –que ya es carrera en Estados Unidos–, método que contiene aspectos físicos y todas las vertientes de la medicina (convencional, homeopática, ayurvédica [limpiar el cuerpo y restaurar el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu] y la naturopatía), así como sicoespirituales y sociales, que ataca lo que provoca la enfermedad, antes de medicar.

En ese sentido, refirió que el ser humano se adapta al medio en el que vive y obviamente se va modificando de una u otra forma, que es la epigenética, que significa literalmente por encima del genoma, es un campo emergente de la ciencia que estudia los cambios hereditarios causados por la activación y desactivación de los genes sin ningún cambio en la secuencia del ADN subyacente del organismo.

El ADN es una proteína compleja que está en el núcleo de las células y es el principal constituyente del material genético de los seres vivos, y por medio de la epigenética se cambia la forma de alimentación porque todos tienen azúcar y ésta le gusta al cerebro, por eso se consume más; empero, advirtió que hay que mantenerlo activo para no formar parte de la estadística de demencia senil.

“La meta es ‘entrenar’ a 150 personas con el curso para que posteriormente éstas repliquen el entrenamiento entre su microsociedad. No es un curso informativo sino formativo; los resultados podrían verse en un periodo de entre 10 y 15 días”, sostuvo el cirujano, quien agregó que durante y después del curso habrá un seguimiento, con el uso de la tecnología para certificar que el asistente no decae y mejora su salud.