Batalla de poder a poder que promete sacar chispas entre Azulejos y Senadores

Rivera, por el primer golpe ante uno de los mejores equipos que ha visto la Meridana

Antonio Bargas Cicero
Foto: Liga Meridana
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 10 de enero, 2020

¿La explosiva artillería de los Azulejos o el mayor equilibrio de los Senadores? Todo está listo para una final de la Liga Meridana de Invierno que promete tener de todo -fuegos artificiales, estrategia, grandes jugadas, pitcheo, fundamentos- entre dos de los tres mejores equipos de la temporada regular, en la que se cantará el pléibol mañana sábado a las 13:00 horas (Telesur transmitirá en vivo cada partido) en el campo de la Morelos, casa de uno los conjuntos más dominantes y completos que ha visto el circuito en su historia.

“Mi pronóstico es que se irá al máximo de tres juegos. Son dos grandes planteles”, expresó Jesús Aguilar y Aguilar, director de Bienestar Social del Ayuntamiento de Mérida, ayer tras la presentación de la batalla por el campeonato en un restaurante del norte de la capital.

El choque debe ser parejo y hay varias razones por las que será especial. Como dijo el funcionario, las sedes son dos de las colonias “más representativas del beisbol que tiene la ciudad”. Además, la presencia de uno de los peloteros yucatecos más destacados de todos los tiempos, Luis Borges, tercera base de los Senadores; promesas de la pelota local como los pítchers Rommel Matos e Iván Solís, de los pájaros azules; Óscar Rivera y Fernando Alejos, que fueron parte junto con Borges de una de las épocas más exitosas de los Leones de Yucatán y que ahora serán rivales, y los azulejos Carlos Pech y Rainier Aguilar, jóvenes talentos melenudos como Solís. Aguilar se voló la barda en cada uno de los tres juegos de la semifinal ante la UADY y cubrió a la perfección el hueco que dejó Oswaldo Morejón, en palabras de su mánager Oswaldo Verdugo.

También, Julián Castro, torpedero legislador, uno los más sobresalientes yucatecos actualmente en la LMB, a la que regresará este año con los Rieleros de Aguascalientes, y la “armada cubana”, que abarca los dos equipos, con talentos como el senador Ramón Lunar, campeón de bateo la campaña anterior, y Jorge Tartabull, un generador de ofensiva que busca oportunidad en la pelota profesional.

“Tenemos clara la meta de ser campeones y no vamos a menospreciar al rival, enfrente está un muy buen equipo”, indicó Castro.

“Los Azulejos anhelan el título (sería el primero en su historia). Tenemos que aprovechar que estamos jugando buen beisbol”, señaló Verdugo,
quien va por su primer cetro como piloto, luego de coronarse como jugador con las fieras en 2006. “Será una muy buena final, de gran nivel”. Caballero, en pos de su octavo campeonato como estratega (sería el tercero en la historia de los Senadores, por dos subcampeonatos) y quien ya contempla el retiro de los diamantes, manifestó que el róster de la Morelos se construyó para pelear la corona y agregó: “que gane el mejor”.

Los Azulejos buscarán ganar mañana y dar un golpe de autoridad en la Morelos con Óscar Rivera, “Mr. Perfecto”, en la loma. Verdugo anunció que Matos abrirá el domingo en la Dolores Otero, un campo de bateo, a partir de las 13:00 horas y que se irá con Rivera para un posible tercer duelo el lunes en la Morelos, parque que debe favorecer al pitcheo de Óscar. Caballero y su cuerpo técnico aún no definen la rotación, que por ahora tiene a Alfonso Sánchez y Antonio Guzmán como 1-2, y no descartó a Omar Basulto, el zurdo yucateco de buena velocidad, pensando en nulificar a bates como los de Tartabull y Armando Manzanilla, además de que el ex prospecto de las Ligas Mayores es duro ante derechos.

Borges y los Senadores están muy motivados, como destacó Caballero. “Esto fue como mi retorno del año, ya que tenía un año sin jugar”, apuntó el ex torpedero, que como resaltó Castro ganó prácticamente todo en la LMB. “La armonía en el dógaut es la base del éxito de este equipo, además de la defensa”, agregó. “Tenemos todo para ganar, pero en este juego no hay nada escrito”. Tartabull, jardinero central y de los peloteros más completos de la liga, afirmó que “Azulejos quiere ganar este título. Tenemos un grupo joven, con muchas ganas, que dará buen show y espectáculo. En el terreno se dirá la última palabra”.