14 por ciento de mujeres sufren migraña en México

Por los menos uno entre 10 pacientes consultan en Yucatán por esta dolencia

Graciela H. Ortiz
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 14 de enero, 2020

Si bien no existen cifras de la cantidad de yucatecos que sufren migraña, uno de los neurólogos del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, Rigoberto Avendaño Venegas, afirma que de 10 personas que llegan a la consulta por los menos dos sufren de cefalea, uno de los cuales sufre de migraña.

“La migraña es una de las principales causas de consulta y ocupa uno de los primeros lugares en el estado acompañado de otro dolor de cabeza muy frecuente que es la cefalea tensional, generada mayormente por estrés”, asegura.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza crónico, pulsatil, recurrente, discapacitante, que puede estar acompañado de naúseas, vómitos, intolerancia al ruido y a la luz.

“No hay edad para la migraña, pero los picos fuertes se producen entre los 15 y 30 años, aunque comienza a haber una reducción después de los 50. Por otro lado es más frecuente en la mujer que en el hombre”, abunda.

Está catalogada a nivel mundial entre las primera cinco causas de las enfermedades que producen discapacidad, “porque puede durar hasta tres o cuatro días, y la persona puede presentarlo hasta tres o cuatro veces por mes, si esto lo sumamos vemos que es una situación que impide a la persona concurrir a sus labores sociales y laborales”.

Se calcula que un 24 por ciento de los mexicanos que sufren de migraña pierden su empleo, conforme a la Asociación Mexicana de Cefaleas y Migraña (AMCEMIG).

El galeno explica que el padecimiento es multifactorial, además de que tiene una relación genética importante, también están las cuestiones de tipo hormonal, ya que es probable que se produzcan antes o después del ciclo menstrual.

Pueden aparecer, además, por la ingesta de determinados alimentos como el café, chocolate, vino tinto, salchichas, jamón, cacahuates, nueces, fresas y algunos cítricos, entre otros, así como un estrés inusual, el ayuno prolongado o la falta de sueño, pero siempre en personas que tengan propensión a padecerla.

La migraña no tiene cura, pero se controla. El tratamiento no es sólo dar analgésicos, también existen otro tipo de cefaleas que requerirán un tratamiento preventivo, además de la dieta.

El médico indica que no existe tratamiento quirúrgico para solucionar este padecimiento, “las teorías que hay de cómo se produce la migraña siguen todavía siendo muy controversiales, sabemos que los vasos sanguíneos en un inicio están reducidos en su diámetro, hay un fenómeno de poca irrigación, luego se ha descubierto que en el momento del dolor de cabeza los vasos están dilatados, y esto genera el dolor de cabeza por estiramiento de estructuras sensibles al dolor, pero el poder apagar en un punto ese mecanismo es algo complejo”.

Por ello recomienda dormir bien, evitar largos ayunos, el estrés inusual y cuidar la alimentación, evitando productos procesados.

“Es importante vigilar la dieta, no tanto por el contenido calórico sino por las sustancias que liberan y generan transmisión alterada a nivel cerebral”, concluye.