Esto no es de nombres, sino de unión: Jahir Pérez, el Más Valioso

"No me voy de aquí si no es como campeón", le dijo a Verdugo

Antonio Bargas Cicero
Foto: Ayuntamiento de Mérida
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 14 de enero, 2020

Cuando Vladimir Hernández conectó un flojo elevado que atrapó el segunda base Nígel Novelo internado en el jardín derecho, los Azulejos completaron una histórica hazaña que para Jahir Pérez, quien se encargó de los últimos ocho auts ayer para la Dolores Otero, tuvo sabor a revancha y redención.

“Desde el primer día que llegué esta temporada le dije a Oswaldo (el mánager Verdugo), no me voy de aquí si no es como campeón y gracias a Dios se cumplió”, indicó el relevista de 24 años, que en 2013 debutó en la Liga Mexicana con los Leones. El derecho regiomontano hizo todo lo que estuvo de su parte para que se cumpliera el objetivo: fue un baluarte del pitcheo azulejo, fue líder de ponches en la Liga Meridana y nombrado el Jugador Más Valioso de la final tras cubrir ocho episodios y dos tercios, ganando el primer partido y salvando el tercero. Pérez dejó atrás una lesión (no lanza en la LMB desde 2018) y se dice listo para una nueva oportunidad en la Mexicana, para la que Verdugo lo ve preparado al verlo con más experiencia, madurez y fortalez en la loma.

“Venía de una lesión y no sabía cómo iba a reaccionar mi brazo, con ayuda de Dios todo salió bien. Aquí está el resultado del trabajo”, afirmó el pítcher, que agregó: “tenemos un extraordinario mánager y se demuestra que esto no es de nombres, sino de unión”.

Valiosa experiencia para jóvenes leones: Rainier Aguilar, Iván Solís y Carlos Pech, jóvenes de los Leones de Yucatán que fueron subcampeones en la Norte de México con Caborca, coincidieron en que se llevan valiosa experiencia de la Meridana. “Aprendí mucho”, dijo Aguilar, quien ayer bateó dos imparables. Lo que sigue, agregaron, es prepararse para dejar huella en la pretemporada selvática.