Maya Balam, un problema más allá de las concesiones de transporte

Hay focos rojos en la zona que obligaron a reforzar con presencia del Ejército

Joana Maldonado
Foto: Cortesía Pobladores
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Martes 14 de enero, 2020

El secretario de gobierno, Arturo Contreras Castillo, lamentó la omisión en que incurre el Ayuntamiento de Bacalar para dar atención a los habitantes del poblado de Maya Balam, que son atendidos por el gobierno estatal. El funcionario dijo que los enfrentamientos e inseguridad tienen relación con actividades ilícitas.

Desde hace más de un año, el gobierno del estado mantiene un diálogo permanente con los habitantes de esta comunidad de refugiados guatemaltecos localizada en el municipio bacalarense, debido a la pugna de concesiones de transporte de servicio público.

”Estas concesiones están debidamente otorgadas, legalmente en posesión de sus legítimos concesionarios y no se puede modificar; hay quienes aseguran que pertenecen a toda la comunidad, pero no es viable, las concesiones son a personas físicas o morales”, señaló Contreras Castillo.

Esta problemática ha llevado a enfrentamientos y circunstancias de las que ya ha tomado parte la Fiscalía General del estado, aunque se asume que también existen intereses relacionadas con actividades ilícitas por ser ésta una zona de aterrizajes ilegales de aeronaves que transportan narcóticos. Por ello, dijo, ha iniciado una investigación para que se aplique la Ley con todo el rigor.

“Los hemos instado a mediar, pero el fondo no son las concesiones, es algo más profundo”, señaló el funcionario, quien sumó que hay focos rojos en la zona que obligaron a reforzar las cercanías a esta localidad con presencia del Ejército, la Marina y la Fiscalía General del estado y Secretaría de Seguridad Pública.

Recordó que hay familias que han decidido huir de esta comunidad y son atendidas en refugios del Sistema DIF tanto estatal como municipal y en donde participa la Comisión Estatal de Atención a Víctimas. Sin embargo, lamentó que el Ayuntamiento de Bacalar, que preside Alexander Zetina Aguiluz, se mantenga al margen del problema aunque es parte de su territorio y facultad.

“Lamentablemente el Ayuntamiento de Bacalar no interviene en un asunto que es de competencia municipal, tanto de su dirección de seguridad pública como de la presidencia municipal, lamento que estén ausentes de este tema, pero el estado entra a conciliar de manera suplatoria y terminar el conflicto”, expresó Contreras Castillo y exhortó al Ayuntamiento a sumarse a la labor de conciliación.