Paradoja del empleo en Yucatán: hay, pero no es digno

Alrededor de 496 mil personas trabajan sin condiciones dignas

Abraham Bote
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 14 de enero, 2020

En Yucatán existe una paradoja, pues por un lado los datos indican que en el estado existen bajos índices de desempleo, hay inversiones, nacionales o extranjeras, que crean fuentes de trabajo, sin embargo éstos no son de calidad, o los salarios son poco remunerados, en general hay empleo, pero la calidad del trabajo es indigno. Alrededor de 496 mil personas trabajan sin condiciones dignas, 674 mil tienen trabajo asalariado, y hay unas 88 mil personas desempleadas, según los datos expuestos por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza en su Tercer Reporte del Observatorio de Trabajo Digno.

De acuerdo con el Observatorio, el derecho al trabajo digno incluye al menos: Acceso a un trabajo libremente elegido, salario suficiente para una persona y su familia, a trabajo igual, salario igual, seguridad e higiene en el trabajo, días de descanso semanal y limitación en horas de trabajo, acceso a servicios de salud y seguridad social, estabilidad e indemnización por despido, entre otras cosas.

Esta situación se puede ver reflejada en diversos factores, el crecimiento de la informalidad, la migración a otras partes del país o estados, el incremento del outsourcing, entre otros elementos, o el mercado es dominado sólo por unos cuantos que toman las decisiones. Si bien existen oportunidades laborales, pero no son las que permiten vivir bien a las personas. “Somos el campeón en el desempleo, pero al mismo tiempo somos el gran perdedor en salario digno”, subrayó Gabriel Alejandro Rodríguez Cedillo, académico de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

De acuerdo con el economista, en Yucatán existe una paradoja, es decir, siempre se presume que somos un “paraíso laboral”, que con la llegada de nuevas inversiones estamos en primer mundo en material laboral, sin embargo al hacer análisis concreto se puede observar que el existen condiciones estructurales que dicen otras cosa.

Algunos factores donde se puede reflejar esta paradoja, explicó, es en el sector terciario o de servicios que en los países subdesarrollados como México paga mal, hay rotación laboral y tiene mucha estacionalidad; otro elemento es que todas las inversiones extranjeras que llega al estado viene a contratar mano de obra barata, lo que ocasiona que el salario el Yucatán sea de los más bajos, por consecuencia el trabaja es indigno. “Estos procesos productivos que llegan al estado, no son el primer eslabón de toda la cadena de producción, es la maquila y manufactura”, subrayó.

Asimismo, agregó, otro factor es que existe una economía informal fuerte, ya sea porque las personas no encuentran oportunidades adecuadas de trabajo, con prestaciones, sueldos competitivos o porque realmente te puede ir mejor en la informalidad que “en una empresa extranjera que te puede explotar, y te pagar el 25 por ciento de lo que pueda sacar en el mercado informal”.

Mercado oligopólica

Por otro lado, para el economista en el sector servicios tenemos una estructura de mercado oligopólica y muchas veces monopólica, que toman las decisiones laborales según su conveniencia, es decir: “dos o tres familias que son dueñas de casi todo los comercios del estado, como ellos tienen el trabajo y el empleo, ofrecen lo que ellos quieren y si no lo quieres, pues quedas desempleado”, resumió.

Esto, añadió, frena el aumento de los salarios y por ende éstos son precarios. Al ser dueños del mercado, de la oferta laboral, la demanda de empleo se dispara y vale menos. “Entre las familias se ponen de acuerdo para establecer los precios de todos, hasta del salario que van a pagar, y así doblegan a los sindicatos”, manifestó.

Por lo tanto, en su opinión, el gobierno debe comprometerse a traer inversiones, aunque sean pocas, pero que paguen salarios altamente remunerados, mejores condiciones y prestaciones; y no varias que ofrecen bajos salarios, para que así aumente la dinámica económica.

Esto a la larga va a generar más informalidad, o que las inversiones extranjeras acepte venir va a exigir que no se le cobren impuestos, que se le regale el agua, que se le construyan carreteras, entre otros requisitos.