Detenidos, algunos implicados en el derribo del avión ucranio

Aún no se sabe cuántos son ni su identidad

Ap, Afp, Europa Press y Reuters
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Teherán, Irán
Miércoles 15 de enero, 2020

Autoridades de Irán arrestaron ayer a algunas personas implicadas en el derribo del avión de Ukraine International Airlines, en el que murieron 176 personas la semana pasada, al continuar las protestas contra el gobierno por la tragedia, en las que han sido detenidas unas 30 personas.

Gholamhossein Esmaili, vocero del Poder Judicial, informó que se han realizado exhaustivas investigaciones y algunas personas han sido arrestadas por su implicación en el ataque al avión ucranio, aunque no aclaró cuántos son los detenidos ni su identidad.

Agregó que se han creado comités especiales en el ejército para investigar qué sucedió y aclaró que las indagatorias están en fase preliminar. Participan en las pesquisas expertos militares, autoridades aeronáuticas, especialistas en guerra electrónica y técnicos de cajas negras.

La república islámica, que en un principio rechazó las acusaciones del derribo, admitió tres días después de la tragedia que el ejército disparó por error un misil contra la aeronave.

Hassan Rouhani, presidente iraní, pidió en un mensaje televisado conformar un tribunal especial para investigar lo sucedido, al admitir que no es un caso normal y que todo el mundo está observando cómo el gobierno resuelve esto.

Resaltó que la responsabilidad recae en más de una persona y que los culpables deben ser castigados.

El gobernante reiteró que los países de la región deben esforzarse para expulsar a las tropas estadunidenses, y apuntó que expertos del país recuperaron la caja negra del avión y la enviaron a Francia para que sea analizada.

Según nuevas imágenes, imposibles de verificar de acuerdo con Afp, anoche hubo protestas en las universidades capitalinas, donde podrían haberse dado enfrentamientos entre unos 200 estudiantes, la mayoría con el rostro cubierto, y miembros de Basij, movimiento paramilitar de voluntarios islámicos. Elementos de seguridad dispersaron la protesta.

De acuerdo con periodistas de Afp, el despliegue policial era mucho menor anoche en comparación al que hubo en las protestas de los tres días precedentes; además, hubo problemas para conectarse a Internet. Sin ofrecer más detalles, la justicia iraní aseguró que 30 personas han sido detenidas en las marchas, y algunas ya habían sido liberadas.

En este contexto, una serie de proyectiles impactaron en los alrededores de la base militar iraquí de Tayi, al norte de Bagdad, donde hay soldados estadunidenses, sin que se reportaran víctimas.

Fuentes de seguridad citadas por la oficialista agencia iraquí de noticias Nina informaron que en la zona impactaron dos misiles Katyusha, mientras otras fuentes citadas por la cadena Al Sumaria dieron cuenta del lanzamiento de cinco proyectiles.

Ni las autoridades estadunidenses ni las iraquíes hicieron declaraciones sobre este ataque, que nadie había reivindicado al cierre de esta edición. El influyente clérigo iraquí Muqtada Sadr hizo un llamado a manifestarse contra la presencia de fuerzas estadunidenses en el país, a las que calificó de invasoras.

Este incidente tiene lugar en medio del aumento de las tensiones por el asesinato del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Al Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, con drones estadunidenses afuera del aeropuerto internacional de Bagdad, el pasado día 3.

En el plano diplomático, Francia, Reino Unido y Alemania dieron a conocer que activarán un mecanismo de disputa en el acuerdo nuclear con Irán tras las nuevas violaciones al pacto que ha realizado la república islámica, firmado en 2015 en Viena.

Las naciones firmantes del pacto insisten en que quieren resolver las diferencias tras la salida de Estados Unidos, pero a la vez dan inicio a un proceso que podría conducir a la reimposición de las sanciones internacionales contra Teherán.

La república islámica y Rusia, también firmante del pacto, rechazaron el anuncio, y la Organización de Naciones Unidas llamó a todas las partes a acatar el acuerdo.