En 2019, más de 500 muertos en campo sirio de Al Hol, la mayoría niños

El refugio alberga actualmente a unas 68 mil personas que viven en condiciones muy difíciles

Texto y foto: Afp
La Jornada Maya

Camp d'Al-Hol, Siria
Jueves 16 de enero, 2020

Más de 500 personas, la mayoría niños, murieron en 2019 en el campo sirio de Al Hol, al noroeste del país, donde viven miles de desplazados, sobre todo familiares de yihadistas del grupo Estado Islámico, dijo a la Afp una responsable local.

La desnutrición y la falta de cuidados médicos para los bebés prematuros fueron las principales causas de mortalidad en el campo, que está bajo control kurdo, dijo Dalal Ismail, responsable de los servicios del Creciente Rojo kurdo en Al Hol.

El campo alberga actualmente a unas 68 mil personas que viven en condiciones muy difíciles y dependen totalmente de la ayuda humanitaria.

A este lugar fueron enviados las esposas e hijos de los extranjeros del Estado Islámico tras ser evacuados del último bastión yihadista en Siria, una vez que las fuerzas kurdas se hicieron con su control.

"El número de muertos en 2019 es de 517, de los cuales 371 son niños", dijo Ismail a un equipo de la Afp que pudo visitar el campo.

"La situación es catastrófica", agregó, explicando que muchos niños "fallecieron durante el invierno" debido al frío sumado a la carencia de calefacciones correctas.

Entre los niños muertos hay también extranjeros, según la responsable.

En el campo viven una mayoría de sirios e iraquíes. Una parte del lugar, que cuenta con especiales condiciones de seguridad, está reservada a las mujeres extranjeras y a sus hijos, familiares de yihadistas del EI.

En total, unos 12 mil extranjeros, 4 mil mujeres y 8 mil niños, están instalados en tres campos de desplazados en el noreste de Siria, el más grande de ellos el de Al Hol, según cifras de las autoridades kurdas.

La ayuda suministrada por las agencias de la ONU y ONGs internacionales a estos campos "no bastan", dijo a la Afp el responsable de la comunicación de Al Hol, Jaber Sayed Mostafa.

El responsable señaló "las grandes dificultades desde el punto de vista médico, debido a la falta de tratamientos".

"Las cajas de comida tampoco bastan. Y hay familias que necesitan una tienda de campaña o deben cambiar la suya" porque está demasiado usada, dijo.

Y la situación corre el riesgo de agravarse: una resolución del Consejo de seguridad de la ONU que extendía la ayuda humanitaria transfronteriza concedida a Siria, ha suprimido un cruce que permitía que esta ayuda llegara directamente al territorio kurdo desde Irak.

Las autoridades kurdas advirtieron de que la supresión de este cruce, llamado Al-Yarubiyah, corría el riesgo de agravar la escasez de medicamientos y de disminuir entre "un 60 y un 70 por ciento" la assitencia médica aportada al campod de Al Hol.