Conacyt condiciona el financiamiento a asociaciones científicas

Buscan optimizar los programas, recursos y llegar a más beneficiarios

Laura Poy Solano
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Ciudad de México
Lunes 20 de enero,2020

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) mantendrá el financiamiento a proyectos de divulgación y fortalecimiento de nuevas vocaciones, en colaboración con academias y asociaciones científicas, pero con criterios claros, topes presupuestales, compromisos y metas definidos, así como mecanismos de transparencia y rendición de cuentas en un marco de austeridad, afirmó Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del organismo.

En cuanto al amparo concedido el pasado 9 de enero por un juez de distrito en materia administrativa al Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) para que el Conacyt le entregue recursos para garantizar su operación, Álvarez-Buylla, indicó que como cualquier asociación civil puede concursar, mediante proyectos específicos, para acceder al financiamiento público, y enfatizó que el consejo mantiene su disposición al diálogo.

En entrevista con La Jornada, rechazó que se busque eliminar el apoyo financiero a las asociaciones civiles o a ciertas organizaciones, pero no se trata de seguir la misma inercia del pasado con un sistema de intermediarios, pues desde que se destinaba el recurso del erario hasta que llegaba a quien debía ser el beneficiario, se iba diluyendo. Ahora, lo que planteamos es cómo le hacemos para juntos optimizar los programas, los recursos y llegar a más beneficiarios.

Al respecto, adelantó que en los próximos días se dará a conocer el calendario de proyectos que desarrollarán este año en el marco del convenio suscrito con la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y el número de beneficiarios que se prevé alcanzar con programas como La Ciencia en tu Escuela, La Noche de las Estrellas, la competencia Cotorra de Matemáticas, talleres de robótica y el programa de apoyo a jóvenes en conflicto con la ley, entre otros.

Álvarez-Buylla recordó que en 2019, destinaron 217 millones de pesos a cuatro convocatorias abiertas a academias y asociaciones científicas para fortalecer las tareas de difusión y vocaciones científicas, lo que incluyó el financiamiento a diversas olimpiadas en disciplinas como matemáticas, biología, historia, química y física.

Reconoció que son un esfuerzo dearticulación, mediante el trabajo de sociedades y academias, que hacen una labor muy valiosa, porque trabajan con estudiantes de diferentes niveles educativos y los exponen a competencias internacionales.

Sin embargo, alertó que “había un modus operandi donde a veces se asignaban los recursos sin criterios claros; a unas sociedades les daban más y a otras menos, algunas llevaban (al extranjero) comitivas gigantes, iban acá y allá. Creo que también hay que reflexionar con mirada crítica porque son un esquema bastante elitista y neoliberal que sólo favorece a un grupo pequeño (…) son concursos estandarizantes que también estigmatizan a los no talentosos”.

Con el FCCyT, diálogo

Álvarez-Buylla reiteró que en el caso del FCCyT, todo el tiempo hemos estado en disposición de diálogo, pero ellos decidieron irse por la vía legal, y por cuidado al debido proceso tenemos que ser muy respetuosos. Destacó que esta determinación jurídica sólo es un paso más de un procedimiento que sigue en curso, porque hay más instancias.

Recordó que hubo colaboración con el foro y con su mesa directiva, con quien se realizaron actos conjuntos, pero sólo ellos saben qué es lo que los está motivando para salirse del ámbito del diálogo y la construcción de país.

Cabe recordar que desde julio de 2019, el Conacyt suspendió la entrega de recursos al FCCyT, tras una consulta a la Secretaría de la Función Pública que determinó que el Conacyt no se encuentra obligado a transferir recursos económicos al FCCyT, pues se trata de una asociación civil, esto es, una persona moral de derecho privado.