Estamos listos y capacitados para construir el ferrocarril: CMIC

Los afiliados están capacitados para participar en el proyecto ferroviario: Diego Cortes

Carlos Águila Arreola
Foto: Archivo Chimal
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Lunes 20 de enero, 2020

Los constructores quintanarroense están listos y capacitados para participar en el proyecto presidencial del Tren Maya, y la delegación de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) reclamará en su momento su derecho a ser incluidos, expuso Diego Cortes Arzola, aspirante a la dirigencia estatal para el periodo 2020-2022.

En charla con La Jornada Maya, aseguró que los afiliados a la CMIC están capacitados para participar en el proyecto ferroviario en cuatro apartados: la apertura de brechas (brecheo), la configuración de las cases de terracería, obras de apoyo y servicios, y todo el bagaje de equipamiento.

“El brecheo que se requiere para la colocación de las vías, lo hacemos los constructores porque es el mismo procedimiento para una carretera; las bases de terracería que se requieren, son las mismas especificaciones que para una carretera; las obras de apoyo (hidráulicas y drenaje), también las hacemos nosotros.

“También podemos participar en la construcción de las obras de servicio que se vayan a requerir, como las estaciones y todo el bagaje de equipamiento”; entonces, el posicionamiento de la CMIC es que quiere participar en la construcción del Tren Maya. “Estamos preparados los constructores quintanarroenses”, sostuvo el empresario.

Cortes Arzola puntualizó que habrá que buscar los acercamientos con las autoridades que lideran el proceso, como Milardy Douglas Rogelio Jiménez Pons Gómez, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), y detalló que ya tienen una estrategia de acercamiento y propuesta que se hará pública de llegar a la presidencia de la CMIC.

Inseguridad

Diego Cortés expuso que la falta de oportunidades por el letargo económico del país provocó en la entidad la deserción de 50 por ciento de los agremiados debido a la falta de oportunidades, aunado a otras problemáticas como la inseguridad, que indicó que “está incontrolable”.

“Hace dos años teníamos afiliadas a 486 empresas, aproximadamente; actualmente tenemos 255, es una gran disminución y puede ser por muchos factores. Uno es la falta de generación de empleos y no tiene caso mantener una empresa si no hay trabajo; la otra puede ser la falta de apoyo a los constructores, y la inseguridad también que ha afectado.”

Sobre la inseguridad dijo que especialmente en la zona norte es donde se han registrado más casos de extorsión contra empresas constructoras, y allí la autoridad debe cambiar las condiciones para que puedan trabajar de manera adecuada.

Comentó que su intención de dirigir la CMIC es porque urge recuperar empleos, por lo que de ganar estaría acompañado de un gran equipo para trabajar en beneficio de los constructores, empezar a promover las constructoras para genera más oportunidades, y voltear a la Iniciativa privada para no concentrarse sólo en la obra pública.