'El señor de los patos', lleva mensaje de paz y unidad a los meridanos

"Ellos son mi familia", dice don Jesús refiriéndose a sus animales

Teto y fotos: Juan Manuel Contreras
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 21 de enero, 2020

El Centro Histórico de la capital yucateca es rico en colores, olores, y por supuesto personajes que diariamente lo transitan, cada uno con sus particularidades. Uno de ellos es Jesús Chagoya Gaburel, mejor conocido como El señor de los patos, quien, en compañía de sus animales, recorre las arterias del corazón de Mérida llevando un mensaje de paz y unidad a quienes cruzan por su camino.

A don Jesús lo encontramos en la calle 64 con 61 del centro. Un desperfecto en una de las llantas de su inseparable bicicleta lo obligó a detener su paso en ese cruzamiento, mientras los transeúntes, asombrados por su presencia un tanto estrafalaria, le sacan fotos y se acercan curiosos a conocer su historia.



El señor de los patos relata que pertenece a una congregación cristiana ubicada en la colonia Leona Vicario del municipio de Kanasín. Diariamente sale a predicar junto con sus cuatro patos -Turbina, Liz, Maclovio y Milita-, y su perro Tribilín.

“Ellos son mi familia”, relata mientras una mirada profunda se asoma bajo su gorra desgastada. A Jesús, la vida le ha arrancado algunos dientes, pero no ha podido borrar la sonrisa de quien se sabe un hombre de bien.

Jesús recuerda que cuando salía a predicar hace no muchos años, la gente le echaba a la policía por su aspecto, lo que impedía su labor, “vete a tu lugar”, le decían, y cada que esto sucedía, él lamentaba que los uniformados “no quisieran saber nada de la palabra de su padre Jesucristo”.



Tras esta situación, Jesús tuvo una revelación. En sueños, el creador le dijo “no te preocupes, donde quiera que vayas lleva a tres patos contigo y verás que no vas a tener ningún problema”, y así ha sido hasta ahora.

Este singular ciclista narra con cierta nostalgia su pasado en la milicia. Durante seis años estuvo en el ejército, y cuando quiso darse de baja “hicieron que deserte a la mala”; y asegura que a la fecha -después de 25 años- no le han devuelto sus documentos. Actualmente Jesús Chagoya cuenta con 55 años de edad.



Finalmente, emite un mensaje hacia la gente: “Que Dios les bendiga, que se cuiden mucho. Quisiera seguir pregonando este mensaje, pues la infancia ya está muy perdida con los juegos de azar. Estoy sumamente preocupado por eso, pero estoy seguro que Dios me apoyará en mi labor”.

Los animales a bordo de sus improvisadas canastas comienzan a impacientarse y Jesús debe continuar su camino. Al Señor de los patos se le puede encontrar todos los días en las inmediaciones de la Casa del Pueblo o en la Central de Abastos, en donde se dedica a lavar automóviles y ofrece servicio de chapeo y pintura, para quien guste apoyarlo.