Maduro califica de fracaso absoluto los intentos de la oposición por derrocarlo

Marchan en Caracas contra el imperialismo

Afp, Ap y Europa Press
Foto: Afp
La Jornada Maya

Caracas, Venezuela
Viernes 24 de enero, 2020

El chavismo marchó contra el imperialismo al cumplirse ayer un año de que el opositor Juan Guaidó se proclamó presidente encargado de Venezuela. La movilización fue encabezada por el gobernante socialista Nicolás Maduro, quien pese a tres intentos de golpe de Estado el año pasado no fue derrocado, incluso con la presión de Estados Unidos.

¡Quién coño te eligió a ti!, gritó Maduro desde el balcón del pueblo, en el Palacio de Miraflores, mientras Guaidó cumplía el quinto día de una gira internacional en busca de apoyo para relanzar su ofensiva contra el mandatario.

Es el fracaso absoluto, calificó Maduro ante cientos de manifestantes, en referencia a la estrategia del líder del Parlamento, quien se proclamó el 23 de enero de 2019 presidente interino con reconocimiento de 50 gobiernos, encabezados por el de Donald Trump. Un puñado de opositores respaldaba entonces a Guaidó.

Hace un año comenzó una comedia. Hace un año pretendieron imponer un golpe, afirmó.

Agregó que actualmente la oposición se muestra dividida y débil y reiteró que ese bloque recibe apoyo del gobierno imperialista de Estados Unidos.

Marco Teruggio reportó en el diario argentino Página/12: Siempre estuvo claro al interior del país que Guaidó no tenía capacidad de ejercer poder. Quien hasta principios de enero de 2019 era un diputado desconocido para la mayoría del país, nunca tuvo territorio ni mando sobre un cuerpo armado del Estado. Fue 2.0 desde su inicio y su poder vino de afuera, es decir, del despliegue estadunidense.

Guaidó pidió ayer apoyo a los líderes reunidos en el Foro Económico de Davos. Solos no podemos, reconoció.

En desafío a una prohibición para salir del país, Guaidó viajó al exterior y el lunes se reunió en Bogotá con el secretario estadunidense de Estado, Mike Pompeo, quien anticipó que la Casa Blanca emprenderá más acciones contra Maduro.

En otro orden, Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos (UP) y vicepresidente segundo del gobierno español, calificó de dirigente muy importante de la oposición al venezolano Guaidó, quien el fin de semana visitará España, donde hay polémica acerca de quién debe recibirlo.

Iglesias recordó que la propia oposición en Venezuela quitó a Guaidó el cargo de presidente de la Asamblea Nacional, en referencia a la votación del 5 de enero en la que un sector minoritario de la oposición, tras dialogar con Maduro, eligió al opositor Luis Parra como presidente del órgano legislativo.

El funcionario español se expresó así al desmentir informes de que UP pidió al presidente Pedro Sánchez no recibir a Guaidó y explicó que al tratarse de un líder opositor importante, la encargada de hacerlo debe ser la canciller española, Arancha González Laya.

En otro orden, Maduro aprovechó su discurso para pedir al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, que designe una comisión para supervisar las próximas elecciones legislativas, pese a que aún no cuenta con una fecha para su realización y la oposición podría no partiipar por falta de garantías para unos comicios justos.