Buzos realizan descubrimiento histórico en cenote de Yucatán

Hallan 'Tolok' vivo sumergido 10 metros bajo el agua; "pareciera que está hibernando"

Abraham Bote
Foto: Archivo
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 30 de enero, 2020

Buzos hicieron un descubrimiento histórico en un cenote de Yucatán, encontraron un Tolok vivo que se hallaba sumergido a 10 metros de profundidad. Un fenómeno nunca antes registrado, destacó Sergio Grosjean Abimerhi, director de Expedición Grosjean, que se dedica a identificar los cuerpos de agua contaminados, para organizar jornadas de limpieza, con apoyo de Fundación Bepensa. "Nunca se había observado a 10 metros de profundidad vivo y que pareciera que está hibernando", subrayó.

Por lo tanto, indicó que la idea de sanear cenotes no es solo recoger basura, ni cosas que tira la gente, sino también crear conciencia y registrar las cosas nuevas que se descubran, pues al final seguimos aprendiendo.

El arqueólogo subacuático indicó que en una limpieza reciente que se hizo el sábado pasado, en el cenote de Calotmul registraron un "fenómeno inédito", nunca antes visto: un basilisco, conocido como Tolok. Uno de los buzos, relató, bajó a 10 metros y lo vieron ahí pegado, pero pensaron en un principio que estaba muerto, pero lo agarran y estaba vivo, como si estuviera hibernando. Se movió y se posicionó en otra parte. "Es un fenómeno jamás registrado en la historia", resaltó.

Si bien se sabía que este tipo de animales pueden caminar sobre el agua, al ser livianos, jamás se había detectado a este especie, a esta profundidad, expresó y aclaró que no se trata de la iguana que normalmente vemos en las bardas o muros de las casas.

Por otro lado, opinó que se debe hacer un trabajo de investigación científica sobre este hecho, para conocer más a detalle, regresar al cenote para determinar si no es un fenómenos aislado y si se puede volver a ver.