Comisión Interdisciplinaria investigará a sacerdotes acusados de abusos

Presidirá el presbítero José Luis Canto Sosa, conocido párroco campechano

Jairo Magaña
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Jueves 30 de enero, 2020

La Curia Diocesana de Campeche anunció, a través del presbítero Gerardo Casillas González, la instalación de la Comisión Diocesana Interdisciplinaria que servirá de órgano garante de investigación y acción contra sacerdotes y clérigos que caigan en pecado mortal “y abusen de su autoridad con los fieles para aprovecharse sexualmente de la grey amada”. La Comisión será presidida por el presbítero José Luis Canto Sosa, conocido párroco campechano que ha mantenido un historial pulcro y sin señalamientos.

El objetivo de la Comisión es evitar a toda costa que el clero caiga en las normalización de estos actos que por naturaleza son atroces, refirió Canto Sosa, quien es también vicario de la Diócesis, e inicia esta labor de ordenamiento e incluso investigación de las denuncias que surjan en contra de los sacerdotes.

El equipo lo conformarán miembros del clero de alto rango y vasta experiencia, para que tengan un juicio y criterio respetuoso hacia las víctimas, así como responsable hacia los presbíteros que sean denunciados, privilegiando siempre el beneficio de la duda hacia los denunciantes que prefieran acudir primeramente a la Diócesis. De ser así, estos llevarán su proceso de manera clerical; de encontrar alguna evidencia incriminatoria, se procederá a la excomunión.

Cuestionados sobre la posibilidad de que los fieles presenten denuncias penales en contra de los sacerdotes a los que les comprueben abusos sexuales, Casillas González y Canto Sosa coincidieron en que no pueden realizar dichas acciones, pero sí “aconsejarán a la grey amada a que realice lo pertinente, lo cual podría ser la denuncia penal ante la Fiscalía General”.

Mencionaron que en Campeche ya tomaron medidas contra un cura, al excomulgarlo, y hay tres denuncias en proceso de investigación; las acciones además son notificadas a la orden sacerdotal para que pierdan todo privilegio clerical.