Presidente de Colombia rechaza la oferta de Maduro para restablecer relaciones

No hay garantías en Venezuela, argumenta

Afp, Ap y Reuters
Foto: Ap
La Jornada Maya

Bogotá, Colombia
Viernes 31 de enero, 2020

El presidente de Colombia, Iván Duque, descartó ayer el ofrecimiento de su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, de restablecer relaciones consulares para tratar el caso de la ex senadora Aída Merlano, prófuga de la justicia y detenida en la república bolivariana.

Vemos que hay muy pocas garantías en Venezuela para la prestación de servicios consulares, por la constante violencia de la dictadura, declaró el mandatario al término de una visita al Parque Nacional Natural Serranía de Chibiriquete, la mayor área protegida de la Amazonia.

Duque recordó que fue Maduro quien rompió relaciones diplomáticas con Bogotá en febrero de 2019, tras el fallido intento del opositor Juan Guaidó de ingresar a Venezuela alimentos y medicinas donadas por Estados Unidos a través de la frontera binacional.

El gobierno colombiano secunda a Estados Unidos en su ofensiva diplomática y económica para sacar al líder chavista del poder, por considerar que su relección fue fraudulenta.

Más tarde, Maduro acusó a su homólogo de bloquear la extradición de Merlano, condenada a 15 años de prisión en Colombia por la compra votos en las elecciones generales de 2018, para evitar un escándalo inaguantable que salpicaría a la clase política colombiana.

La administración de Duque no quiere la extradición de esta senadora. ¿Será que favorecieron su fuga de Colombia para que no declarara todo lo que ella sabe?, se preguntó el mandatario en una alocución transmitida por radio y televisión.

Afirmó que Duque esgrime un argumento ridículo, no creíble, falso para desechar su propuesta de reabrir los consulados. Agregó que en Colombia han operado por décadas grupos paramilitares y guerrilleros que producen toda la droga que va hacia Estados Unidos y Europa y asesinan casi a diario a líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Resaltó que más de 30 prófugos colombianos están encarcelados en su país a pedido de Interpol, pero dado el extremismo ideológico de Duque, Colombia no los solicita a las autoridades venezolanas.

El miércoles pasado, Maduro ofreció a Duque restablecer las relaciones consulares para tratar el caso de la ex congresista colombiana, y le pidió que ponga los pies en la tierra.

Merlano protagonizó en octubre una espectacular fuga mientras asistía a una consulta odontológica en Colombia, pero fue recapturada el lunes en el estado venezolano de Zulia y recluida en la sede del servicio de inteligencia (Sebin).

La justicia venezolana acusó a Merlano de asociación para delinquir, usurpación de identidad y uso de documento falso.

En un principio, Duque habló de tramitar la extradición de Merlano con el opositor Juan Guaidó, a quien reconoce como presidente encargado de Venezuela, al igual que medio centenar de países, lo que Maduro tachó de ridiculez.

En declaraciones recientes, el mandatario colombiano pidió la deportación de la ex senadora de 39 años.

Pese al reconocimiento internacional, Guaidó no ejerce control alguno sobre los poderes públicos ni las fuerzas armadas venezolanas, que son el principal sostén de Maduro.

En tanto, Foley & Lardne, firma legal estadunidense que fue contratada por 12.5 millones de dólares por el procurador general venezolano, Reinaldo Muñoz, decidió deshacerse del controversial cliente después de que fue acusada de trabajar para un dictador socialista, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

En otro orden, la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela emitió un fallo de nulidad absoluta por carecer de efectos jurídicos, respecto de la propuesta de Guaidó de crear una comisión presidencial para la restructuración de Telesur.