Suspende Uber 240 cuentas en México para evitar contagio de coronavirus

La empresa instó a los usuarios a contactar a las autoridades sanitarias en caso de requerir información

Reuters
Foto: Ap
La Jornada Maya

Ciudad de México
Sábado 1 de febrero, 2020

La empresa de transporte compartido Uber suspendió 240 cuentas de usuarios en Ciudad de México que habrían estado en contacto con dos choferes señalados de transportar a un sospechoso de portar el nuevo coronavirus, dijo la empresa el sábado.

Hasta el momento México no ha confirmado casos positivos del brote en su territorio, pero ha informado de nueve casos sospechosos -dos de ellos en la capital-, que finalmente fueron descartados tras practicarles diversos exámenes. En China, la epidemia ha dejado más de 250 muertos y miles de infectados.

"El día viernes 31 de enero tuvimos noticia por parte de la Secretaría de Salud de Ciudad de México (...) respecto a un usuario identificado por ésta como un posible portador del coronavirus", dijo Uber México en un comunicado.

La firma explicó que dos choferes posiblemente llevaron al sospechoso y 240 usuarios estuvieron en contacto con esos conductores por lo que "hemos procedido a enviar información a estos dos conductores y a los 240 usuarios respecto a la desactivación temporal de sus cuentas".

La empresa instó a los usuarios a contactar a las autoridades sanitarias en caso de requerir información sobre la infección o presentar síntomas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el jueves una "emergencia de salud internacional" por el brote, que comenzó en Wuhan, capital de la provincia china Hubei.

El virus, que se originó a fines del año pasado en un mercado de Wuhan que vendía ilegalmente animales salvajes, se ha propagado a otras ciudades, incluyendo Pekín y Shanghái, así como a casi 20 países, como Estados Unidos, Francia y Japón. Sin embargo, no ha dejado fallecidos fuera de China.

El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que también vino de China, mató a unas 800 personas y costó a la economía global un estimado de 33.000 millones de dólares, o un 0,1 por ciento del PIB mundial, en 2003. Grandes empresas y aerolíneas ya suspendieron sus operaciones en China y algunos países han restringido la entrada de quienes hayan estado recientemente en el país asiático.