Necesario implementar nuevos esquemas pesqueros ante cambio climático

Laura Rodríguez Harker de la EDF considera que es necesario actuar ante la situación ambiental

Abraham Bote
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 5 de febrero, 2020

Es necesario implementar esquemas de manejo pesquero sustentables basados en ciencia, y crear cuerpos de investigación para combatir los efectos del cambio climático en el mar, señaló Laura Rodríguez Harker, vicepresidenta de Océanos para Latinoamérica de Environmental Defense Fund de Mexico (EDF).

Los efectos del cambio climático no sólo amenazan el aire, sino también los océanos y por ende la actividad pesquera, algunas de estas consecuencias ya se sienten en el litoral mexicano, y en la costa de Yucatán; desde cambios en la temperatura del mar, migración o escasez de especies marinas emblemáticas de las zonas, incremento del sargazo, fenómenos hidrometeorológicos y lluvias fuera de temporada, que afectan la productividad pesquera, entre otros, advirtió.

De acuerdo con una investigación que hizo EDF sobre el impacto del cambio climático en la pesca en México, de 25 especies marinas que analizaron, el 84 por ciento, van a experimentar un cambio negativo a raíz de este fenómeno. "Esto debería motivarnos para empezar a tomar acciones"; indicó.

Rodríguez Harker, quien expuso lo anterior durante la inauguración del IX Encuentro de Pesca Sustentable y Cambio Climático que se realiza en Mérida y que finaliza este 6 de febrero, indicó que mucha gente no está preparada ante esta situación lo que deja vulnerable a millones de personas en todo el país.

De acuerdo con la entrevistada, el incremento de gases de efecto invernadero en el ambiente también impactan en el mar, y a las especies: con el cambio de temperatura se están empezando a mover especies, por ejemplo en algunas zonas de México ha bajado el oxígeno del agua de mar y ante esto mueren más del 80 por ciento de productividad del abulón.

En el caso de Yucatán, indicó que es similar a lo que sucede en el resto del país, sobre todo cambios inesperados en especies como el mero, pulpo, pepino de mar, de las cuales dependen las comunidades y sin la pesca estarán vulnerables. "El cambio está pasando y nos tenemos que preparar, tenemos que entender qué está pasando, de ahí la importancia de la investigación"; indicó.

Por ende, agregó, es necesario que se hagan comités de pesca, redes y grupos de investigadores para combatir esta problemática, en ese caso destacó que Yucatán ya cuenta con una red de investigadores y comité del mero y pulpo para entender lo que está pasando con la especie.

Soluciones

La académica propuso cinco acciones que se deben tomar en cuenta; implementar un manejo pesquero sustentable basado a la mejor ciencia disponible lo más rápido posible, es decir un grupo de prácticas orientadas a mantener la población de las especies marinas en niveles óptimos para garantizar la supervivencia, respetando el entorno natural. Técnicas de pesca que no ejercen un impacto negativo sobre los demás habitantes del ecosistema. "Un sistema de manejo donde nos ponemos de acuerdo, cuánto hay, cómo lo vamos a pescar, dónde, cuándo y quién, reglas básicas basadas en la ciencia que nos van a preparar cuando llegue un evento de cambio climático inesperado"; expresó.

Asimismo, agregó, se debe priorizar aquellas comunidades que dependen de la pesca para sobrevivir y para su seguridad alimentaria. "Es el momento de voltear a ver esas comunidades, y asegurar sus derechos básicos que provee la actividad económica pesquera", subrayó.

La tercera cosa que hay que hacer es pensar hacia adelante, añadió, pensar en escenarios hacia futuro, si llega un huracán, si se caliente más el agua, si se acaba el oxígeno el agua. "¿Qué vamos hacer ante estos escenarios y si estamos preparados?".

Ante los cambios de temperatura del mar, los peces migran dejando vulnerable a las comunidades de donde salieron, por eso hay que pensar en cómo resolver los conflictos que pueden surgir por esto, apuntó la ponente.

Por último, de acuerdo con la investigadora, tenemos que proteger el hábitat del cual los peces y cuerpos marinos dependen. "Hay que empezar ya, cada día que nos tardamos en tomar una acción va a ser más difícil, podemos ser más vulnerables a un evento, ya es hora de empezar a dialogar, entender, investigar e invertir en esquemas de manejo pesquero sustentable basado en ciencia"; concluyó.