Enfermos que no radiquen en Aguascalientes, "a la chingada", dice gobernador

Rechaza más afiliación para servicios médicos gratuitos

Texto y foto: Claudio Bañuelos
La Jornada Maya

Aguascalientes, México
Viernes 7 de febrero, 2020

El gobernador panista Martín Orozco Sandoval mandó "a la chingada" a los enfermos no residentes en territorio estatal, y advirtió que se les negará el servicio médico en los nosocomios públicos que operan bajo la tutela de la administración que encabeza, como el hospital Hidalgo, de tercer nivel, y el De la Mujer.

En entrevista colectiva, el mandatario explicó este jueves que ya se cobró factura al gobierno de Aguascalientes al no contar con recursos suficientes para brindar atención médica, como resultado de no adherirse al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), como se lo propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador a sus homólogos y correligionarios del Partido Acción Nacional, en el sentido de que su afiliación era cuestión de "todo o nada", y no tendrán fondos para destinarlos a salud pública.

En los hospitales Hidalgo y De la Mujer se atiende a personas procedentes de Zacatecas, Jalisco, San Luis Potosí, Michoacán, Guanajuato y Durango, y en menor cifra de Sonora y del estado de México.

Martín Orozco adelantó que se estudiará si más adelante se puede atender a pacientes foráneos, aunque anticipó que "de entrada, de estados que no son de Aguascalientes, a la chingada. O sea, yo no puedo atender a (enfermos de otros) estados, porque eso me lleva un costo aproximadamente de cerca de 25 por ciento (de la erogación general en salud). Y los afiliados al IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) tienen sus clínicas (...) vamos a estar trabajando en estos 20 días para tomar una decisión, pero la decisión al final se va a tomar con base a presupuestos (sic)".

El gobernador blanquiazul señaló que la atención médica se seguirá brindando de acuerdo con esquemas del Seguro Popular, pero no habrá nuevas afiliaciones "y se atenderá a la población únicamente con registro".

Por lo noche, el gobernante emitió en redes sociales un video con el cual ofreció disculpas por su frase "a la chingada"; no obstante, aseguró que el gobierno federal pretende centralizar los servicios médicos sin garantizar la calidad de los mismos hacia los ciudadanos.