Políticas públicas no permitieron desarrollo palmicultor en Campeche: Femexpalma

La entidad es un espacio geográfico idóneo, asegura José Luis Vásquez

Jairo Magaña
Foto: Twitter @Semarnatcam
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Lunes 10 de febrero, 2020

Con el objetivo de presentar del Segundo Congreso Internacional Palmero en Campeche, José Luis Vásquez Aldana, presidente de la Federación Mexicana de Palma de Aceite (Femexpalma), aseguró que en Campeche no lograron el desarrollo de los cultivos de Palma de Aceite por las malas políticas públicas implementadas del 2015 al 2018 durante el gobierno de Alejandro Moreno Cárdenas, pues dijo que la entidad es un espacio geográfico idóneo para el desarrollo de la oleaginosa debido a características climatológicas, altura, temperatura y porque hay espacios ya impactados por otras actividades agropecuarias.

Destacó que los antecedentes generados en otros países no son idénticos a los de México, pues ya con más de 100 mil hectáreas destinadas para este cultivo, cuidan que los productores se apeguen a las normas jurídicas y consultivas de desarrollo que la misma Federación promueve en sus 59 talleres de manejo, control y desarrollo del cultivo, "hay que decirlo con todas sus letras, hay gobiernos que no cumplen con las normas y por ello resultan sus políticas públicas erróneas, Chiapas es un estado que ha dado muestra de poder desarrollar la oleaginosa sin que haya un impacto ultra negativo", precisó.

De las virtudes que ha dejado éste cultivo en el país, es que Campeche está en el segundo lugar de superficie cultivada en desarrollo con 28 mil hectáreas registradas pero que están en funcionamiento privado, mientras Chiapas está en primer lugar con 45 mil hectáreas cultivadas; de las 17 plantas procesadoras de Palma de Aceite en el país, tres están situadas en Campeche y durante la temporada de cosecha no hay abasto, aseguró.

En Campeche está detenido el proyecto que había promovido el ex gobernador, Alejandro Moreno Cárdenas, organizaciones civiles y grupos ambientalistas, como Marea Azul, realizaron estudios e investigaciones derivadas de la llegada de empresas palmicultores como Palma Tika al municipio de Palizada y empresa que fue sancionada en 2012 por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por contaminación del Río Palizada así como por desviar un cauce natural de agua.

Ante esto, el presidente de la Federación que ese tipo de situaciones son por la falta de entendimiento y comunicación entre los productores y la federación así como con los gobiernos, además que la falta de políticas públicas comprometidas con la sociedad y el medio ambiente, son el claro ejemplo de gobiernos que sólo buscaron cumplir con un proyecto económico y no uno social, “La situación en el 100 por ciento de las hectáreas cultivadas de Palma de Aceite en México es diferente a Indonesia y tenía que ser diferente, por ello uno de nuestros talleres es el manejo de fincas”, precisó.

En ese entonces la Secretaría de Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) no logró que productores sociales entrarán al cultivo por que las condiciones no eran las adecuadas según dijeron, a pesar que uno de los puntos clave era de trabajar en las zonas ya impactadas como potreros y áreas que ya tenían algún tipo de cultivo, pero tampoco funcionó.

Campeche, idóneo para la Palma de Aceite

Vásquez Aldana señaló que gracias a la temperatura que comúnmente se siente en Campeche que es por encima de los 18 grados y muy pocas veces baja de ese limite, por las lluvias recurrentes que alcanzan por encima de los 28 milímetros de aglomeración, además de las cuencas hídricas naturales que posee, es una zona idónea para el cultivo, desarrollo y explotación de la oleaginosa, que hoy por hoy, es uno de los principales cultivos por los cientos de aplicaciones que tiene el aceite.

También dijo que a partir de ahora todo productor que quiera incursionar en la Palma africana debe tomar en cuenta las medidas y cláusulas sobre su desarrollo, pues quieren borrar el estigma que dejaron los antecedentes en países orientales y la devastación de la que fueron sujeto sus selvas por la explotación indiscriminada de la oleaginosa, a tal grado, que arrasaron con selvas y murieron demasiados animales.

Asimismo el control de sus plagas y el uso de agroquímicos para su cuidado, según el encargado del área de Sanidad Vegetal de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR), Fernando Escalante Márquez, quien afirmó que la naturaleza de la palma en Campeche no permite usar químicos expansivos, por lo que el tema de contaminación por agroquímicos está descartado.