Nuevas reglas dan certeza fiscal a artistas plásticos

Pagan impuestos con su obra

Israel Rodríguez
Foto: Cuartoscuro
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 13 de febrero, 2020

Con el propósito de salvaguardar los derechos y garantías de los artistas plásticos como pintores, escultores y grabadores, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), logró que en la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) 2020, se incluyeran reglas para dar certeza jurídica en la valoración de las obras de arte propuestas como pago en especie a cuenta de impuestos.

El programa pago en especie surgió de la iniciativa de un grupo de artistas que en 1957, encabezados por el pintor David Alfaro Siqueiros, solicitaron al entonces director del Impuesto sobre la Renta, Hugo B. Margáin, la opción de pagar impuestos con obra plástica de su autoría.

La propuesta fue aprobada y al programa se sumaron algunos de los más importantes artistas del país como Diego Rivera, Rufino Tamayo y Raúl Anguiano, lo que marcó el inicio de un innovador programa fiscal que ofrece a los creadores (mexicanos o extranjeros radicados en México) la posibilidad de cumplir sus obligaciones tributarias con producción artística.

El programa fue formalizado en un decreto presidencial de 1975, y aunque su acervo está integrado principalmente por pintura y escultura, ha ido modificándose para modernizar su operación y actualmente el programa también incluye formatos como fotografía, instalación y arte digital, entre otros.

La Prodecon informó este miércoles que mediante un análisis sistémico sugirió al SAT considerar que las obras ofrecidas como pago en especie cumplen con el requisito de ser representativas de su autor, siempre que dichas obras sean similares en tamaño y técnica.

Lo anterior como resultado de que el ombudsperson fiscal advirtiera que al valorarse la representatividad de la obra de un artista plástico, el comité de expertos en artes plásticas nombrado por la junta de gobierno del SAT, excedía los requisitos establecidos en el decreto que otorga facilidades para el pago de los impuestos sobre la renta y al valor agregado y condona parcialmente el primero de ellos, que causen las personas dedicadas a las artes plásticas, con obras de su producción y que facilita el pago de los impuestos por la enajenación de obras artísticas y antigüedades propiedad de particulares.

El SAT incluyó en la publicación de la RMF para el año 2020 dos nuevas reglas.

En la primera, se contempla la posibilidad para que el comité de expertos en artes plásticas, evalúe nuevamente las obras de arte que fueron rechazadas para el pago de impuestos.

En la segunda se establecieron las características que el comité tendrá que tomar en cuenta a efecto de determinar si la obra es representativa del autor al momento de presentar la declaración anual.

Al momento de presentar su declaración anual el artista plástico deberá entregar un escrito donde manifieste que la obra presentada como propuesta de pago en especie es representativa de su producción artística. Dicho documento debe contener el listado fotográfico de mínimo cinco piezas de las vendidas en cada año del trienio previo a la declaración, en donde se señale la técnica y tamaño de las mismas, relacionando los CFDI correspondientes que se hayan emitido por dicha enajenación.

Innumerables son los artistas que han participado y participan en el programa: Leonora Carrington, Francisco Toledo, Vicente Rojo, Juan Soriano, Alberto Gironella, Raúl Anguiano, José Luis Cuevas, Manuel Felguérez, Rafael Coronel, Federico Silva, Gilberto Aceves Navarro, Feliciano Béjar, Pedro Friedeberg, Marta Palau, Susana Sierra y Luis Nishizawa, entre muchos más.