Nueva demanda de abuso sexual contra La Luz del Mundo

Sochil Martin dijo que desde los 9 años fue “criada” para complacer a los autoproclamados apóstoles

Texto y foto: Ap
La Jornada Maya

Los Ángeles, California
Viernes 14 de febrero, 2020

Una mujer del sur de California declaró que los dos líderes de la Iglesia mexicana La Luz del Mundo abusaron sexualmente de ella durante 18 años, desde que tenía 12, manipulando pasajes de la Biblia para convencerla de que su maltrato era, en realidad, un regalo de Dios, según una demanda federal.

Sochil Martin, de 33 años, dijo que desde los 9 años fue “criada” para complacer a los autoproclamados apóstoles de la Iglesia, el difunto Samuel Joaquín Flores y su hijo Naasón Joaquín García. Se le enseñaron bailes eróticos que derivaban en toqueteos y caricias sexuales.

Después de que cumplió 20 años, el abuso se incrementó a violaciones, golpizas y humillación pública por parte de García, aseguró Martin, y continuó hasta que escapó de la Iglesia en 2016 junto con su esposo.

“Durante los primeros 30 años de mi vida se me enseñó a creer que mi cuerpo, mi mente y mi alma pertenecían a La Luz del Mundo porque esa era la voluntad de Dios”, dijo este jueves con la voz entrecortada en una conferencia de prensa. “Hoy doy la cara porque esto debe acabar. Generaciones de niños criados por La Luz del Mundo han sido obligados a convertirse en servidores sexuales de los apóstoles de La Luz del Mundo”.

Martin se presentó junto a sus abogados y su esposo en Los Ángeles, donde incoaron la demanda el día anterior. The Associated Press normalmente no identifica a las personas que aseguran haber sido víctimas de abuso sexual, pero ella dijo que quería que su nombre se publicara.

El abogado de García no comentó de inmediato sobre la demanda, que solicita un juicio con jurado e indemnizaciones aún no especificadas.

García fue arrestado el año pasado y permanece detenido sin derecho a fianza por cargos de violación de menores y tráfico de personas, relacionado con tres niñas y una mujer, entre 2015 y 2018 en el condado Los Ángeles. Él niega haber cometido algo ilegal.

Martin, quien no es una de las mujeres en el caso penal, dijo que ha cooperado con las autoridades de México y Estados Unidos desde octubre de 2018, pero sus abogados se negaron a dar detalles. El Departamento de Justicia de California, que lleva el caso contra García, declinó comentar.

García, de 50 años, sigue siendo el líder espiritual de La Luz del Mundo. Su abuelo es el fundador de esa Iglesia evangélica cristiana con sede en Guadalajara, México, que asegura tener 5 millones de fieles alrededor del mundo.

Martin nació en Monterey Park y fue miembro de cuarta generación de La Luz del Mundo, según indicó. Desde temprana edad se le dijo que era “propiedad” de los apóstoles de la Iglesia. Su tía, quien la crió desde que tenía 3 años, le hacía favores sexuales a Flores y ayudó a convencer a su sobrina, diciéndole que no se podía negar a los deseos sexuales de los líderes, según la demanda.

Martin dijo que creía que los actos sexuales eran “en fomento de la voluntad de Dios”. Durante los procedimientos judiciales, los fiscales han dicho que algunos padres dentro de la Iglesia entregaban a sus hijos a los apóstoles porque lo consideraban una “bendición”.

En la denuncia, Martin dijo que intentó suicidarse y que no estuvo lo suficientemente saludable a nivel emocional ni psicológico para interponer una demanda sino hasta finales del año pasado.

En la demanda se describe el extravagante estilo de vida de García y su familia, incluyendo la posesión de animales exóticos y un museo privado de autos clásicos restaurados, todos adquiridos con las contribuciones de los feligreses y la mano de obra gratuita. La denuncia calcula que Martin trabajó alrededor de 30 mil horas sin sueldo para la Iglesia, incluyendo en su departamento de difusión en México y California.

En 2010 Flores se preocupó por la obsesión de su hijo con Martin, pensando que podía poner en riesgo la estabilidad de la Iglesia. Intentó organizarle un matrimonio a ella y obligó a García a trabajar en otro lugar, según la demanda.

Poco después del fallecimiento de Flores en 2014, su hijo reanudó su relación sexual con Martin, se añade en el texto. Además, se le pidió que preparara a menores para García, y se afirma que recibió una golpiza cuando se negó a participar en un acto sexual con un niño de 14 años.

El esposo de Martin no estaba al tanto de la relación de su esposa con García hasta 2016, cuando encontró mensajes de texto pornográficos entre ella y el líder y fue entonces que la ayudó a escapar de la Iglesia.

Posteriormente, según la demanda, La Luz del Mundo emprendió una campaña de calumnias contra su familia en México y California e intentó comprar su silencio, mandó destruir su casa y ordenó que la siguieran. La campaña continuó incluso después del arresto de García, afirmaron sus abogados.

En la conferencia de prensa, Martin se dirigió a otras posibles víctimas, instándolas a dar la cara.

“Es momento de que digan ‘basta’”, comentó. “No es una bendición, no es un regalo de Dios, no está bien”.